Cae jefe de federales implicado en caso Tres Marías

martes, 13 de noviembre de 2012
MÉXICO, D.F., (apro).- La Procuraduría General de la República (PGR) detuvo al inspector general de la Policía Federal (PF), Juan Manuel Pacheco Salgado, jefe de los 14 elementos arrestados tras el ataque perpetrado en Tres Marías, Morelos, contra dos agentes de la Agencia Central de Inteligencia (CIA, por sus siglas en inglés) y un elemento de la Marina, el pasado 24 de agosto. El mando policiaco fue trasladado al Penal Federal de Occidente, en Jalisco, acusado del delito de falsedad de declaración, según una fuente consultada por Reforma. Marco Aurelio González, uno de los abogados de los agentes implicados en el ataque, dijo que el día que terminó el arraigo de 80 días al que estaban sujetos los policías federales, el Ministerio Público les giró la orden de aprehensión a ellos y a su jefe, quien no estaba arraigado. Pacheco no participó directamente en el ataque a la camioneta diplomática blindada en la que viajaban los agentes estadunidenses y el marino, pero se le atribuye haber concentrado a los involucrados el día de los hechos, y haberles ordenado que se cambiaran la ropa de civil que portaban para presentarse a declarar, ya con el uniforme, ante el MP. El mando policiaco negó su implicación en los hechos, pero según una fuente consultada por Reforma, fueron sus subordinados quienes refirieron que él les ordenó que vistieran con los uniformes para confundir a la autoridad. A través de un comunicado emitido la madrugada del pasado viernes 9, la PGR puso en evidencia a la Policía Federal al revelar que los agentes implicados en el caso Tres Marías simularon hechos para “librarse” de su responsabilidad. Señaló que el 24 de agosto los elementos de la PF iban vestidos de civil y se transportaban en vehículos particulares cuando atacaron a los tripulantes de la camioneta diplomática en la que iban dos agentes de la CIA y un elemento de la Marina. Sin embargo, refirió que al ser presentados ante el agente del Ministerio Público de la Federación, “lo hicieron uniformados y a bordo de las patrullas que tenían bajo su resguardo, alentando así el ocultamiento de los vehículos que tenían y simulando una circunstancia que resultó ser falsa”. La PGR también sostuvo que las armas utilizadas corresponden a las de los policías consignados y que la camioneta diplomática recibió en total 152 impactos. La explicación de la PGR echó por tierra la postura oficial de la Secretaría de Seguridad Pública (SSP) federal respecto del caso, que a través de su comisario general, Luis Cárdenas Palomino, sostuvo que el día del ataque los policías realizaban un operativo para detectar a una banda de secuestradores que horas antes había privado de la libertad a Salvador Vidal Flores Pérez, director de protocolo del Instituto Nacional de Antropología e Historia (INAH). El reporte de la SSP fue completamente deshilvanado por la PGR, que el viernes 9 determinó consignar a los 14 federales que participaron en el operativo del 24 de agosto en el kilómetro 50+500 de la carretera federal México-Cuernavaca, en las inmediaciones de Hitzilac, Morelos. Los policías son acusados de los presuntos delitos de homicidio calificado en grado de tentativa y daño en propiedad ajena.

Comentarios