Arzobispo cercano al grupo Atlacomulco encabezará la CEM

miércoles, 14 de noviembre de 2012
MÉXICO, D.F. (apro).- El cardenal Francisco Robles Ortega, arzobispo de Guadalajara, fue elegido como nuevo presidente de la Conferencia del Episcopado Mexicano (CEM), cuerpo colegiado que aglutina a la jerarquía católica del país. La elección de Robles Ortega, quien sustituye en el cargo a monseñor Carlos Aguiar Retes, se dio durante el tercer día de labores de la 94 asamblea plenaria del episcopado, que se realiza en la sede de la CEM en Lago de Guadalupe, Estado de México. En esta asamblea participan los más de cien obispos del país, quienes eligieron a su nuevo presidente y al vicepresidente, cargo que recayó en monseñor Javier Navarro, obispo de Zamora. De acuerdo con la reglamentación del Episcopado, Robles Ortega ocupará el cargo durante un trienio, con derecho a una reelección, por lo que es muy probable que el arzobispo permanezca un sexenio encabezando a la cúpula eclesiástica, tiempo que coincidiría con la administración de Enrique Peña Nieto. Entre las principales encomiendas políticas que tiene el nuevo presidente de la CEM destaca el impulso de cambios constitucionales en materia de libertad religiosa, como lograr que los sacerdotes ocupen cargos de elección popular, conseguir que la Iglesia pueda dar instrucción religiosa en las escuelas públicas y poseer medios de comunicación masiva, entre otros puntos que desde hace años viene pidiendo la jerarquía eclesiástica. La designación de Robles Ortega como presidente de la CEM era muy previsible, ya que siempre figuró como el puntero en las preferencias de los obispos mexicanos. Sólo le hacía sombra monseñor Rogelio Cabrera, arzobispo de Monterrey. Desde hace meses se decía que estos dos prelados eran quienes tenían mayores posibilidades de conseguir la presidencia del episcopado. Robles Ortega nació en Mascota, Jalisco, en 1949. Sus primeros estudios los realizó en el seminario de Autlán y se ordenó sacerdote en 1976. Después estudió teología dogmática en la Universidad Gregoriana de Roma. En 1996 fue nombrado obispo de Toluca, donde tuvo contacto con miembros del Grupo Atlacomulco, al que pertenece Peña Nieto, hecho que podría facilitar el diálogo entre el prelado y el nuevo mandatario del país. En enero de 2003 fue nombrado arzobispo de Monterrey, y en diciembre de 2011 sustituyó al cardenal Juan Sandoval Iñiguez en el arzobispado de Guadalajara. El próximo viernes 16 se clausurará la actual asamblea plenaria de obispos, con una misa que ya será presidida por Robles Ortega. En los hechos, la ceremonia religiosa será la toma de posesión del nuevo presidente de la CEM, y ocurrirá 15 días antes de que Peña Nieto ocupe la presidencia de la República. Ambos dejarán sus cargos en 2018.

Comentarios