Espera Ebrard que el de EPN no sea un gobierno faccioso

jueves, 15 de noviembre de 2012
OAXACA, Oax. (apro).- El jefe de Gobierno del Distrito Federal, Marcelo Ebrard, espera que la administración de Enrique Peña Nieto “no sea un gobierno faccioso” y actúe con responsabilidad en apoyo de gobiernos de izquierda, como en el caso de Oaxaca. Consideró que para que aterricen proyectos de alto impacto, “en una buena parte se necesitan recursos que, para el estado (de Oaxaca) es muy difícil conseguir, y se necesita el impulso federal. Se han hecho cosas muy importantes y se podrían complementar si tuviera un apoyo del Congreso y del próximo gobierno, que no sea un gobierno faccioso”. “Lo que vimos ahorita (en la contestación del Segundo Informe del gobernador Gabino Cué), lo que dijo el diputado (Javier Villacaña) hay mucho faccionalismo (sic), revanchismo en el PRI; debemos tener cuidado con eso, ojalá no sea el caso”, puntualizó. En cuanto a las propuestas del presidente electo Enrique Peña Nieto de fortalecer a la Secretaría de Gobernación, consideró que “sería preocupante que tuviéramos una Secretaría de Gobernación al viejo estilo (del PRI); eso debería de preocuparnos”. Sobre su futuro político, dijo: “Voy a seguir haciendo política siempre, la política no te la da el cargo, te lo da lo que haces tú”. Por lo pronto, dijo que ya encabeza el comité para ciudades seguras de la Organización de las Naciones Unidas y segundo participará en lo que será el futuro de las izquierdas mexicanas y para ello necesitan organizarse para estar a la altura del reto que significa ser la oposición informada, inteligente, critica y propositiva pero ser oposición al nuevo régimen priista. Adelantó que seguirá participando con las fuerzas del PRD, PT y de Movimiento Ciudadana. “Ya veremos en el 2018 cómo están las cosas; lo que se está viendo es que hemos hecho gobiernos eficaces, ese es el tema y eso es lo que quería la población”. Por su lado, el dirigente nacional del PRD, Jesús Zambrano, aclaró que la izquierda respaldará la propuesta del presidente electo Enrique Peña Nieto sobre la desaparición de la Secretaría de Seguridad Pública (SSP) federal si ello, dijo, contribuye a frenar el crimen organizado. Lo que no va a permitir, advirtió, es su reconversión en una “policía política”. Al término del segundo informe de labores del gobernador Gabino Cué, Zambrano Grijalva se refirió a la iniciativa de reorganización de la administración pública federal propuesta por Peña Nieto, quien la víspera planteó suprimir la SSP que encabeza Genaro García Luna y fortalecer a la Secretaría de Gobernación. La propuesta del priista, acotó el dirigente nacional perredista, la “vamos a analizar en sus méritos y contenido esencial”. No obstante, Zambrano anticipó que si la desaparición de la SSP “contribuye a eficientar el combate al crimen organizado, por supuesto que estaremos de acuerdo”. También advirtió que “no vamos a permitir que se convierta la subsecretaría que están proponiendo en la Secretaría de Gobernación en un instrumento de policía política, pues equivaldría a un regreso a los tiempos aciagos, en donde desde la Segob, a través de la vieja Dirección Federal de Seguridad y todo lo que significó la persecución política, que se quiera regresar a esos viejos tiempos, eso no los vamos a permitir y no va a suceder”. Los partidos políticos, argumentó Zambrano, “que queremos un salto de transición democrática y la fortaleza de las organizaciones no gubernamentales, de la sociedad civil, no quieren un gobierno atrabiliario, autoritario, un gobierno violador de derecho humanos y políticos”. Y al cuestionar al líder del PRD sobre el balance del sexenio del panista Felipe Calderón, Zambrano Grijalva, sintetizó con una sola palabra: “Reprobado”. Sobre una eventual legalización de la mariguana, opinó que “es algo que debe debatirse a fondo, como ya empieza a plantearse en distintos actores políticos, gubernamentales y académicos”. La lección que deja Estados Unidos, consideró, “amerita que haya un debate nacional muy responsable, en donde se asuma el tema de la drogadicción como un asunto de salud pública, el que de paso constituye una de las grandes aristas que tiene que ver en un combate efectivo contra la delincuencia vinculada al crimen organizado”. Finalmente, al referirse al excandidato presidencial Andrés Manuel López Obrador y al Movimiento de Regeneración Nacional que encabeza el tabasqueño, consideró que “no habrá ni desbandada o debilitamiento”. Enseguida cuestionó: “¿Díganme dónde están los éxodos, las desbandadas, que se iban a ir quién sabe cuántos diputados y senadores, dónde ha quedado eso”. Al contrario, dijo Jesús Zambrano, “el PRD es el principal partido de la izquierda y lo vamos a seguir fortaleciendo. Tenemos gobernadores que han sido postulados por el partido y vamos a seguir trabajando para que haya un fortalecimiento en la capacidad de gestión y de gobierno. “El PRD va a trabajar para seguirse fortaleciendo como la principal fuerza política de la izquierda en las elecciones que habrá en 14 entidades en 2013”, finalizó.

Comentarios