Propone Movimiento Ciudadano acotar facultades a la SHCP

jueves, 15 de noviembre de 2012
MÉXICO, D.F. (apro).- Para acabar con el uso discrecional que la Secretaría de Hacienda y Crédito Público hace mediante distintos instrumentos como los fideicomisos, el Partido Movimiento Ciudadano (MC) propuso “limitar” esta facultad; y es que cada año, al menos 100 mil millones de pesos son redistribuidos en áreas que la cámara de Diputados no autorizó. Ricardo Monrreal Ávila, coordinador de Movimiento Ciudadano en la Cámara de Diputados, propuso cambios a la Ley de Federal de Presupuesto y Responsabilidad Hacendaria, mediante los cuales Hacienda debe “abstenerse de autorizar transferencias de recursos presupuestarios”. Al justificar su propuesta, el diputado de MC dijo que previo a la aprobación del Presupuesto de Egresos para 2013, la Cámara debe de limitar la facultad discrecional “tan amplia” que tiene Hacienda y el Ejecutivo federal “para que no modifique lo que la Cámara hace como una facultad exclusiva, y que en caso de que se presente una contingencia”, sean los diputados los que discutan y autoricen el movimiento de recursos. El diputado recordó que año con año el Ejecutivo envía una propuesta de presupuesto, luego, los diputados “reasignan” el gasto, “quitándole” a la Secretaría y redistribuyendo ese dinero en programas sociales. Sin embargo, al final del año, Hacienda “nuevamente redistribuye” entre 100 mil y 150 mil millones de pesos, incluso, en 2010 la redistribución fue de 400 mil millones de pesos. Recordó que la autorización del presupuesto es una facultad exclusiva de la Cámara de Diputados; “pero en la práctica, lo que ha sucedió en los últimos años es que la Cámara aprueba pero quien dispone es Hacienda”. No hay una colaboración real entre poderes “sino que simple y llanamente la Cámara se convierte en un parapeto, en una especie de símbolo de aprobación de presupuesto”, comentó desde tribuna. “Quien realmente decide la asignación, reasignación y estímulos a dependencias federales, a estados y municipios es la Secretaría de Hacienda por indicaciones de su jefe. Y entonces lo que aprueba Cámara de Diputados finalmente no tiene ninguna consecuencia jurídica.” Se espera que el presupuesto para 2013 sea de entre 3.9 y 4 billones de pesos. Destacó que a través del rubro de contingencias o causas de fuerza mayor, Hacienda reasigna “para gasto corriente, para salarios, para bonos de productividad que no tienen nada que ver con el esfuerzo que hace la Cámara de Diputados para reasignar recursos a rubros tan sensibles como estos que he referido, como son la educación, la salud, el campo mexicano”. Recordó que los 400 mil millones de pesos que en 2010 Hacienda reasignó fueron de manera discrecional, sin consultar al Congreso; además, constituyó las figuras de fideicomisos y mandatos, que son otro tema de opacidad. Para ilustrar su dicho, el legislador dijo que en la cuenta pública de 2007 se pudo evidenciar que la reasignación se dio a través de las figuras de mandatos y fideicomisos. Otro ejemplo es que en el ejercicio de 2008 la Auditoría Superior de la Federación detectó un manejo discrecional de 78 mil 265 millones de pesos de parte de Hacienda en operaciones vinculadas con el Fondo de Apoyo para la Reestructuración de Pensiones “La discrecionalidad genera corrupción y un alto grado de opacidad. Una administración gubernamental que la tolera pierde la confianza de la sociedad y con ello la legitimidad para ejercer las atribuciones que le han sido conferidos”, advirtió Monreal Ávila. Durante la presentación de la iniciativa, legisladores de Guerrero y Tabasco aprovecharon para reclamar que los gobernadores en sus estados han decidido utilizar de manera discrecional los recursos de los estados y endeudar a las entidades. Por ello, respaldaron la propuesta del Movimiento Ciudadano, la cual fue turnada a comisiones.

Comentarios