Liberan a policías y al hijo de mando policial en Michoacán

viernes, 16 de noviembre de 2012
MÉXICO, D.F., (apro).- Pobladores del municipio de Paramuén, Michoacán, liberaron hoy a ocho policías y al hijo del director de Seguridad Pública de Salvador Escalante, quienes se encontraban retenidos desde el pasado lunes 12, luego de que un grupo armado ejecutó a una persona en una boda e hirió a una docena más, tres de las cuales fueron rematadas en el interior de una ambulancia. De acuerdo con el subprocurador de Morelia, Marco Vinicio Aguilera, las nueve personas liberadas rinden su declaración para determinar si tienen alguna responsabilidad en el ataque perpetrado en el salón de eventos "Doña Rebe", localizado en el poblado de Cungo. Según reportes policiales, alrededor de las 23:00 horas del lunes 22, la fiesta fue interrumpida por sujetos armados, quienes se dirigieron a uno de los asistentes y, sin mediar palabra, lo acribillaron a balazos. Enseguida, los mismos sujetos dispararon contra otros invitados y luego escaparon del lugar. Además de la persona que fue ejecutada, 12 más resultaron heridas, tres de las cuales fueron rematadas a tiros minutos después en el interior de una ambulancia que los trasladaría a un hospital. Según los reportes, cerca de las 12 de la noche, sobre la carretera Salvador Escalante-Pátzcuaro, dos de las víctimas fueron abatidas a tiros, a bordo de una ambulancia perteneciente a la Dirección de Protección Civil de Pátzcuaro, con número económico PCM-02. El tercer cadáver quedó en la caja de una camioneta Ford, placas NM 82112, en la que eran trasladados originalmente los heridos. Los informes preliminares indicaron que al llegar a la altura de la ranchería Casas Blancas, el vehículo civil se encontró con la ambulancia que había salido en su apoyo. Cuando los paramédicos subían al tercer herido a la ambulancia, llegaron varios sujetos armados y remataron a los tres hombres. Entre los fallecidos se encuentra José Cruz García, de 34 años de edad, hermano de un joven desaparecido a inicios de este año en la misma demarcación presuntamente por elementos de la Policía Municipal, así como Martín Manuel Patiño Bermúdez, de 15 años; Gerardo Reyna Baltasar, de 28, y Silverio Torres Tapia, de 27. Algunos testigos identificaron a los agresores como presuntos hijos del director de la Policía Municipal de Salvador Escalante, Lázaro Ensástiga Ríos, por lo que después de perpetrados los hechos, los comuneros de Paramuén retuvieron a nueve personas: ocho policías y un hijo del mando policiaco. El ataque del lunes 12 fue atestiguado por policías municipales, quienes iban escoltando a los heridos a bordo de una patrulla con número 03772, perteneciente al Ayuntamiento de Salvador Escalante. Las autoridades informaron que el director de Seguridad Pública Municipal, así como el primer comandante Julio César Zaragoza Duarte y la tripulación de la ambulancia en la que fueron ultimados los dos heridos, se encuentran bajo resguardo de las instancias de seguridad.  

Comentarios