Reprocha Calderón a EU legalización de mariguana; "se producirá a niveles industriales", dice

sábado, 17 de noviembre de 2012
CÁDIZ (proceso.com.mx).- El presidente Felipe Calderón lanzó hoy un reproche a Estados Unidos por la reciente aprobación para el uso de la mariguana con fines recreativos, que calificó como un “cambio paradigmático en el mundo”. Durante su participación en la sesión plenaria de la XXII Cumbre Iberoamericana, el mandatario pidió a los 23 jefes y representantes de gobierno “no eludir” y reflexionar sobre el tema. “Mientras en nuestros países un campesino que siembra media hectárea es perseguido y encarcelado, mientras en nuestros países mueren miles de gentes, particularmente jóvenes, presas de las garras de la delincuencia, del crimen y del narcotráfico, mientras en nuestros países ponemos los nuestros, en Estados Unidos ahora simple y sencillamente se producirá la mariguana a niveles industriales, se comercializará con absoluta libertad en esos estados y se consumirá, además, a discreción”, dijo. Este “cambio paradigmático respecto de lo que en materia de droga ha existido hasta ahora a nivel mundial”, representa “un desbalance enorme que no podemos eludir, por lo menos en el terreno de la reflexión”. La preocupación de varios líderes latinoamericanos, explicó, ni siquiera es el tema de las drogas en sí mismo, sino la violencia asociada a las drogas. “Nos preocupa el secuestro y la extorsión. Nos preocupa la trata de migrantes, de jovencitas centroamericanas o mexicanas que son reclutadas por cárteles que tienen un poder económico capaz de destruir gobiernos locales completos o, incluso, dominar en algunas naciones muy pequeñas, para hacer exactamente lo que se les viene en gana”. Aseguró que esas organizaciones pudieron haber sido ya derrotadas si no fuera “porque cada año le llegan a esos grupos miles de millones de dólares provenientes de esos consumidores, fundamentalmente americanos y muchos europeos por el tráfico que se realiza a través del Caribe”. En el caso de México, dijo, las organizaciones del tráfico de drogas obtienen 20 mil millones de dólares por año, fruto de los consumidores americanos. “Frente a esas montañas de dinero, nosotros hacemos frente con un gran esfuerzo del pueblo de México”. La reflexión frente a este cambio regulatorio, es “fortalecer la lucha que tenemos”. “Es decir, no bajar la guardia ni dar un paso atrás en el combate al crimen. No bajar la guardia ni dar un paso atrás en la reconstrucción de instituciones de seguridad y justicia y, sobre todo, en la reconstrucción del tejido social”. Cortar el flujo del dinero de estas organizaciones, puntualizó, es un aspecto puntual en el combate a este delito, aspecto sobre el que su gobierno inició esfuerzos ya muy adelantada su administración, a la que solo le quedan 14 días. Celebró que el documento final de la cumbre incluya un punto en el que se analizan las consecuencias políticas, económicas y sociales de las medidas que se han adoptado o están en discusión en algunos países para legalizar el consumo de ciertas drogas. Calderón también anunció que México fortalecerá la cooperación con la Cumbre Iberoamericana por medio de una aportación de recursos económicos para proyectos y estudios en materia de desarrollo sustentable y para luchar contra el cambio climático. Son fondos, dijo, que tienen por objeto que se realicen estudios en los países de Iberoamérica, que serán realizados por instituciones mexicanas especializadas en el cambio climático y desarrollo sustentable. Una fuente participante en la cumbre explicó que con ese fondo, el gobierno de Calderón busca apuntalar la presencia de la canciller mexicana Patricia Espinoza. “Es una cifra importante para nosotros que, desde luego, no resuelve el problema que tenemos que hacer, pero queremos enfatizar la imperiosa necesidad de no quitar el dedo del renglón de este tema que comienza a resultar urgente habida cuenta de las calamidades que ya se están sufriendo”. Calderón participó después en una reunión de la Alianza del Pacífico, con los presidentes chileno Santiago Piñera, el peruano Ollanta Humala y el colombiano Manuel Santos, en la que se plantearon alcanzar la reducción en un 90 por ciento del arancel interno para comienzos del próximo año. “Nuestra meta es lograr que a comienzos del próximo año más del noventa por ciento de los bienes puedan circular libremente sin ningún arancel entre nuestros países”, anunció Piñera, presidente pro tempore de la Alianza del Pacífico. La cita sirvió para dar la bienvenida a los cinco países que se han incorporado como observadores en la Alianza, que son España, Australia, Canadá, Nueva Zelanda y Uruguay.

Comentarios