Tras muerte de niño en cine, cero tolerancia en Iztapalapa contra quien dispare al aire

sábado, 17 de noviembre de 2012
MÉXICO, D.F. (proceso.com.mx).- Luego de que un niño murió por una bala perdida en el Cinépolis Ermita en Iztapalapa, la delegación anunció este sábado que habrá cero tolerancia para quien dispare en fiestas, bailes en la vía pública comparsas o festejos comunales o particulares. El coordinador de Seguridad Pública en esa demarcación, Carlos Candelaria, explicó que se revisará cualquier evento festivo que se haga en la delegación, para lo cual ya entablaron contacto con cada una de las comparsas. Aseguró que con estos operativos policiales se pretende erradicar el uso de las armas de fuego y aclaró que se respetan los usos y costumbres de los pueblos de Iztapalapa pero que no se permitirá que ocurra otra tragedia. Lo anterior tras la muerte del niño Hendrik Caucus, de 10 años, quien el pasado viernes 2 de noviembre recibió un disparo cuando disfrutaba la película Ralph El Demoledor en la sala dos de Cinépolis Plaza Ermita, y dos días después perdió la vida en el hospital donde era atendido. Candelaria dijo que los festejos tradicionales que se llevan a cabo en Iztapalapa no incluyen detonaciones de armas de fuego, aunque esa actividad se fue incorporando y no se frenó a tiempo. Sin embargo, dijo que ahora actuará con mano firme y quedará prohibido el uso de armas en desfiles y paseos. Para reforzar la vigilancia, se desplegaron 200 elementos de la Policía delegacional en el centro de la delegación y en la unidad habitacional Vicente Guerrero.  

Comentarios