Niegan ruptura entre PGR y SSP por caso Tres Marías

lunes, 19 de noviembre de 2012
MÉXICO, D.F. (apro).- La comisionada general de la Policía Federal, Maribel Cervantes Guerrero, admitió que los 14 elementos de la corporación consignados el pasado fin de semana en el caso Tres Marías actuaron con “irresponsabilidad y desacataron el protocolo”. Además, deslindó de cualquier responsabilidad a los cuatro de los cinco mandos implicados y aseguró que la institución de ninguna manera ha falseado o escamoteado la información a la Procuraduría General de la República (PGR). En entrevista con Joaquín López Dóriga en Radio Fórmula, la funcionaria y primera mujer en dirigir a la Policía Federal en su corta existencia, aclaró también que los federales reaccionaron a un disparo previo y subrayó que el incidente no ha provocado ninguna ruptura con la PGR. “No hemos entrado en confrontación, hemos colaborado desde un principio, con la presentación de los agentes que participaron en el ataque”, subrayó. Lo que admitió es que los federales incurrieron en un acto de irresponsabilidad y actuaron fuera del protocolo al disparar en 152 ocasiones contra la camioneta de la embajada de Estados Unidos en la que viajaban dos agentes de la CIA y un capitán de la Marina, 40% de los cuales fueron directamente a las ventanillas del piloto y copiloto. Sin embargo, sostuvo que su reacción obedeció a un disparo previo que, según ella, provino del vehículo diplomático, aunque la indagatoria de la PGR asegura que los tripulantes de la unidad nunca hicieron detonaciones. Asimismo, reconoció que los federales iban vestidos de civiles y viajaban en autos particulares al momento de la agresión y aclaró que lo hicieron así porque estaban investigando el secuestro de un funcionario del Instituto Nacional de Antropología e Historia (INAH). Sobre este último punto, ayer la subprocuradora de Control Regional y Procedimientos Penales de la PGR, Victoria Pacheco Jiménez, reconoció que si bien se presentó un evento de esa naturaleza en Tres Marías el 23 de agosto, la PF no solicitó la colaboración de las instituciones federales para su esclarecimiento. “Es un asunto que era investigado por el fuero común, no corresponde al fuero federal y no estaba asignada la investigación; no había colaboración para que la autoridad federal realizara esa indagatoria, es decir, no tiene relación con los hechos que investigamos”. La comisionada general de la PF reconoció también que los federales cambiaron su versión inicial, después de que una de sus compañeras, la suboficial Ivonne Moreno, declaró a la Unidad de Asuntos Internos que el día de los hechos se encontraban vestidos de civil y viajaban en autos particulares con el consentimiento del inspector general Juan Manuel Pacheco Salgado, quien está acusado del presunto delito de encubrimiento y se encuentra libre bajo caución. Luego del incidente, Pacheco Salgado les ordenó uniformarse y presentarse ante el agente del Ministerio Público Federal a rendir declaración. De acuerdo con la jefa de la PF, los otros cuatro mandos no tienen nada que ver en el asunto porque ellos pertenecen a la base ubicada en el estado de Morelos. Por último, insistió en que toda la información ha sido proporcionada a la PGR y al FBI, las dos instancias que investigan lo sucedido en Tres Marías. “Nosotros no vamos a entrar en ninguna confrontación en términos de los que se dice o se dijo, la Secretaría de Seguridad Pública y la Policía Federal en particular no han incurrido en ninguna mentira”, dijo.

Comentarios