AI exige a Calderón "saldar deuda de justicia" con familias víctimas de la guerra antinarco

viernes, 2 de noviembre de 2012
MÉXICO, (apro).- La organización Amnistía Internacional (AI) hizo un “enérgico llamado” al gobierno federal que encabeza Felipe Calderón para que “salde la deuda de justicia” que tiene con decenas de miles de familias mexicanas que han perdidos a sus seres queridos en lucha contra la delincuencia impulsada por el presidente de la República. En un comunicado emitido con motivo del Día de Muertos, la organización defensora de los derechos humanos expresó su solidaridad con las miles de familias que han perdido a un ser querido en esa ola de violencia e inseguridad que azota al país, “víctimas de un Estado que ha fallado en su debe de protegerles. Ese estado, agregó AI, “ha incumplido su obligación de investigar y llevar a la justicia a los responsables de esas muertes”. A propósito del Día de Muertos, la organización que tiene su sede en Londres, destacó que en México millones de familias recuerdan con cariño a sus seres queridos “que han partido”. Sin embargo, subrayó, “para muchas familias esta fecha es un doloroso recordatorio de la deuda de justicia que el Estado mexicano mantiene con ellas”. "Especialmente dolorosa es la situación de todas aquellas familias que han sufrido la desaparición de un familiar y que permanecen a la espera de información sobre su condición o paradero”, señaló AI. Sin embargo, aclaró que también es fundamental que las autoridades investiguen los crímenes del pasado, pues mientas que varios países de América han dado “pasos positivos e impuesto condenas históricas”, en México esa justicia sigue siendo “un sueño”. “No se podrá hablar de verdaderos avances en materia de derechos humanos en México, mientras los crímenes y abusos permanezcan en la impunidad”, afirmó Alberto Herrera, director ejecutivo de Amnistía Internacional en México. A su juicio, con su incapacidad de llevar ante la justicia a la mayor parte de los responsables de desapariciones y asesinatos, tanto de presente como del pasado, las autoridades mexicanas están condonando de hecho estos abusos. “El gobierno del presidente Calderón no ha reconocido ni tratado este grave legado de injusticia. Es tiempo de que esto cambie y haya un esfuerzo concertado por parte de los poderes del Estado para garantizar la verdad, la justicia y las reparaciones a las víctimas y sus familias”, agregó Herrera. Durante los seis años que ha gobernado Felipe Calderón, se estima que han muerto en el país más de 80 mil personas en la “guerra contra las drogas”, muchas de ellas inocentes, víctimas circunstanciales; también se calcula que más de 200 mil personas han sido desplazadas de sus lugares de origen debido a la inseguridad. Según diversas organizaciones, en México sigue sin conocerse el paradero de aproximadamente tres mil personas secuestradas por bandas delictivas o víctimas de desaparición forzada a manos de las fuerzas de seguridad durante la persistente crisis de la seguridad pública. “La reiterada ausencia de investigaciones sobre estos casos ha llevado a muchas familias a ponerse en peligro de sufrir represalias por buscar la verdad”, agregó Amnistía. De acuerdo con organizaciones nacionales e internacionales de derechos humanos, en los últimos años ha habido un marcado aumento en los asesinatos de periodistas, activistas y migrantes. “Las medidas tomadas para proteger a algunos de los grupos más vulnerables ante la violencia se han mostrado insuficientes. La reciente aprobación de la Ley de Protección a Personas Defensoras de Derechos Humanos y Periodistas supone una oportunidad para combatir los crímenes contra quienes se dedican a informar o proteger derechos humanos. Sin embargo, para que esto realmente suceda es necesario que el Mecanismo de Protección cuente con recursos adecuados y una implementación con la participación de la sociedad civil. Es necesario además garantizar la investigación de los crímenes para poner fin a la impunidad”, concluyó la organización.

Comentarios