Alertan por aumento de adicción a las apuestas

miércoles, 21 de noviembre de 2012
MÉXICO, D.F. (apro).- La adicción a las apuestas ha crecido en proporción directa con el aumento de casas de juegos y sorteos en el país –actualmente operan 359 establecimientos que generan ganancias por 600 millones de pesos al año–, al punto que el problema de la ludopatía empieza a inquietar a las autoridades federales. Por lo pronto, el Consejo Nacional contra las Adicciones (Conadic) lanzó la voz de alerta al asegurar que la ludopatía pone en riesgo la salud de los mexicanos. Carlos Tena Tamayo, titular de ese organismo del Sector Salud, advirtió de 1 al 3% de los mexicanos adictos al juego de apuestas presentan un trastorno de control de impulsos, igual que en el resto del mundo. Según el funcionario, el perfil de los jugadores mexicanos es de 60 años –hombres y mujeres por igual–, aunque aclaró que la juventud comienza a aficionarse al juego. El especialista resaltó que el juego patológico no es todavía un problema grave de salud en el país, pero es el momento de realizar acciones para evitar que siga avanzando, pues los factores de riesgo son reales. Al encabezar la presentación del documento Consideraciones generales hacia la prevención y la atención del juego patológico en México, junto con Obdulio Ávila y Benjamín González Roaro, subsecretario de Gobernación y el director de la Lotería Nacional, respectivamente, Tena Tamayo señaló que aunque no existen estadísticas certeras sobre la cantidad de individuos que son incapaces de controlar sus impulsos ante los juegos, sobre todo de azar y con apuestas, ya se reconoce como un trastorno mental y en específico una adicción. Sólo en Monterrey, Nuevo León, los servicios de salud han identificado a 185 personas con criterios de ludopatía y también se ha confirmado la relación que existe entre esta patología y el acceso a los centros de apuestas. Según Benjamín González Roaro, otro ámbito de riesgo para el crecimiento de la ludopatía está en los sitios de Internet, donde hay alrededor de 54 portales, desde los cuales las personas de cualquier edad pueden realizar apuestas y participar en juegos de azar con tarjetas de crédito y sin ninguna restricción. Son páginas generadas en el extranjero, sobre las que no existe ningún control. Este es un problema que en otros países ya ha generado una respuesta para combatirlo, apuntó. Obdulio Ávila comentó que la participación de la Secretaría de Gobernación para limitar el daño a la salud de las personas se ha centrado en la regulación. De ahí las modificaciones al Reglamento de la Ley Federal de Juegos y Sorteos, por las cuales, entre otras medidas, se obliga a los concesionarios a realizar actividades de prevención de ludopatía entre sus usuarios mediante la colocación de carteles de advertencia en los establecimientos, dijo. Asimismo, señaló que esa dependencia firmará un convenio de colaboración con los permisionarios, con la finalidad de promover el tratamiento y atención de pacientes, así como para diseñar de manera conjunta estrategias de prevención y atención. El objetivo es bajar los factores de riesgo del juego patológico, puntualizó. El funcionario federal mencionó que es del interés del gobierno federal que haya transparencia en la actuación de casinos y centros de juegos y apuestas. Por eso, durante este sexenio no se autorizó ninguna nueva concesión, sólo abrieron dos establecimientos, pero por mandato judicial, agregó. Indicó que Gobernación ha otorgado 679 permisos para igual número de casas de juego, las cuales podrían operar una vez que reciban autorización de los municipios donde pretenden instalarse.

Comentarios