Cárteles bloquean avenidas en Tamaulipas contra patrullaje militar

miércoles, 21 de noviembre de 2012
REYNOSA, Tamps., (proceso.com.mx).- Los narco bloqueos fueron la primera estrategia  militar  que utilizaron los cárteles para frenar los  operativos del Ejército en su contra.  Posteriormente le sumaron  tapizar avenidas con “pequeñas”  estrellas de picos para ponchar las llantas de los vehículos castrenses. Recientemente incorporaron una nueva modalidad: colocar “porterías”  de tubos  que impiden el paso patrullas militares y así escapar de  su persecución. “La delincuencia organizada está  movilizando a la ciudadanía de colonias populares para solicitar al municipio se instalen  los tubos, con el pretexto que no circule trasporte pesado por esas colonias”, denunció un ciudadano que habló con Proceso solicitando el anonimato. La fuente también envió fotografías que demuestran la instalación de esos tubos. Hasta el momento se han colocado al menos dos “porterías”  de aproximadamente 2.10 metros de altura, lo que impide el paso de las patrullas militares. Los tubos se colocaron en colonias de clase media, pero las  personas que moviliza la delincuencia organizada no viven en eso barrios. Son de colonias populares, como  El Olmo,  que ya  han movilizado en otras ocasiones   para exigir el retiro  del Ejército de las calles. Después de las movilizaciones, el municipio ordenó la colocación de las “porterías”, comentó la fuente consultada por Proceso. Durante la pasada visita del presidente,  líderes de  esas colonias relacionados con el cártel del Golfo movilizaron a decenas de ciudadanos para protestar contra Felipe Calderón. Durante las últimas dos semanas, la ciudad fronteriza de Reynosa ha registrado una serie de enfrentamientos entre grupos rivales de la delincuencia organizada y de éstos contra el Ejército. El pasado 3 de noviembre  se registraron balaceras en diversas colonias que dejaron como saldo nueve presuntos delincuentes muertos. Ese día también se registraron “narco bloqueos” y  avenidas tapizadas con “ponchallantas”  para frenar los despliegues de los soldados de la Octava Zona Militar. Antes los tubos, los delincuentes  habían  colocado  “puentes” de concreto de menos de 2.5 metros de altura en un importante avenida,  el cual ya fue derribado por el Ejército.

Comentarios