Madres de desaparecidos se dicen engañadas por la Segob

miércoles, 21 de noviembre de 2012
MÉXICO, D.F. (apro).- Las madres de personas desaparecidas que hicieron una huelga de hambre afuera de la Secretaría de Gobernación durante siete días, manifestaron esta noche que el gobierno calderonista las engañó porque no ha cumplido las promesas que les hizo para que levantaran el plantón. No encontraron respuesta en Gobernación, en la Procuraduría General de la República (PGR), Províctima, ni en los gobiernos de los estados. Las mujeres señalaron que si para el 23 de noviembre no quedan conformes con los resultados que les dé la titular de la PGR, Marisela Morales, 30 madres de familia están dispuestas a volver a instalar el plantón para emprender otra huelga de hambre. Al salir de la reunión que sostuvieron con el titular de Gobernación, Alejandro Poiré, para revisar los avances que estas dos semanas se han tenido en los más de 30 casos de desaparición que presentaron, la señora Margarita López señaló: “Salimos molestas, desilusionadas de que, como le dijimos, nosotras sí tenemos palabra pero ustedes no porque no han cumplido ninguno de los compromisos.” López es madre de Yahaira Guadalupe Bahena, joven de 19 años, desaparecida y asesinada en Michoacán. Ella, junto con Julia Alonso, madre de Julio Alberto Josué López, cuyo hijo fue desaparecido en Nuevo León; y la defensora de derechos humanos Malú García, protagonizaron la huelga de hambre. Las tres son integrantes del Movimiento por la Paz con Justicia y Dignidad. La mujer michoacana, al igual que Julia Alonso, lamentaron que el primer desaire lo recibieron el día que anunciaron que levantarían el plantón, al acudir con la titular de la PGR, Marisela Morales, quien las recibió con reclamos; les dio 15 minutos y manifestó que ni siquiera conocía sus peticiones. “De esa reunión salimos peor, no tenía para nosotras más que 15 minutos”, señaló la mujer. Julia Alonso, quien desde hace cinco años busca a su hijo, de plano se retiró por la desesperación que le dio ver que la procuradora y sus subalternos estaban echándose culpas por las cosas que no habían hecho. López explicó que a pesar de que Poiré les había asegurado que tendrían citas con los gobernadores de las entidades donde ocurrieron las desapariciones, los mandatarios del Estado de México, Eruviel Ávila, y de Guerrero, Ángel Aguirre, cancelaron las citas. “Ayer el gobernador del Estado de México no asistió, mandó en su representación a su procurador, y las otras mamás iban a quejarse del procurador. El gobernador de Guerrero canceló la cita con Julia. Lo cierto hasta ahora es que no ha habido cumplimiento de las cosas que prometieron”, se quejó. También agregó: “Estamos esperando la cita con la procuradora, que es el día 23 a las 6 de la tarde, donde se van a entregar los avances. Ahí veremos si se ponen más de 30 mamás a hacer una huelga de hambre o que se les de una nueva fecha. Pero hasta ahora, lo concreto es que no hay nada.” Por su parte, Bárbara Ybarra, madre de la estudiante adolescente Gabriela Arlen Benítez, desaparecida y asesinada en Veracruz, lamentó que aún no le responden los planteamientos que hizo para que se esclarezca el crimen de su hija. “Ellos (las autoridades) dan por hecho que ya está cerrado, pero de las investigaciones no sé nada, no me dejan verlas porque dicen que son confidenciales. Yo vengo con exigencia de justicia, es obligación del Estado decirme qué pasó, no nomás que me den largas. Espero que me cumplan la reunión con el procurador (veracruzano)”, dijo.

Comentarios