Pide Amnistía Internacional a EPN abolir la tortura

viernes, 23 de noviembre de 2012
MÉXICO, D.F. (apro).- Amnistía Internacional emplazó a Enrique Peña Nieto a comprometerse a acatar las recomendaciones de la ONU para abolir la práctica de la tortura, luego de que “el presidente (Felipe) Calderón y su gobierno han invertido esfuerzos para ignorar y minimizar esta realidad”. En un comunicado alusivo a las conclusiones del Comité contra la Tortura (CAT, por sus siglas en inglés) sobre el informe del cumplimiento de la Convención contra la Tortura y otros Tratos y Penas Crueles, Inhumanos y Degradantes, presentado por México el 31 de octubre en la sede la ONU en Ginebra, Suiza, la organización señaló que “es esencial que el gobierno de Enrique Peña Nieto, quien asumirá la Presidencia el 1 de diciembre, se comprometa de forma pública y explicita a cumplir con todas las recomendaciones señaladas por le Comité dentro de un período definido”. En el documento de referencia, el CAT dio un plazo de un año para acatar algunas medidas específicas para combatir la impunidad creada alrededor de la tortura, para sancionar a los responsables y resarcir los daños a las víctimas, así como dar garantías de seguridad a periodistas y defensores de derechos humanos. Amnistía recordó que durante la campaña política solicitó a los candidatos presidenciales, Josefina Vázquez Mota, Andrés Manuel López Obrador, Gabriel Quadri y el propio Peña Nieto, definiciones sobre la situación de derechos humanos. En una carta el priista afirmó: “Asumo el pleno compromiso de implementar políticas y acciones que erradiquen la tortura”. Con las recomendaciones del CAT, puntualizó la organización internacional, “es hora de empezar a dar contenido a ese compromiso “. La organización con sede en Londres, Inglaterra, insistió en que “es imprescindible que el presidente electo demuestre que entiende la gravedad de la situación y la necesidad de realizar un programa de acciones concretas para terminar con la tortura y los malos tratos”. Después de la difusión de las conclusiones del CAT, Amnistía Internacional consideró que “las autoridades de México no pueden continuar ignorando que el uso de la tortura y malos tratos por parte de las fuerzas de seguridad y la policía se han vuelto rutinarios”. Resaltó que los expertos del CAT fueron claros en señalar que “la impunidad es la norma y las medidas actuales para prevenir, investigar y sancionar el uso de la tortura son totalmente ineficaces”. En el comunicado AI recordó que durante el 49 periodo de sesiones del CAT entregó un documento denominado “Culpables conocidos, víctimas ignoradas. Tortura y maltrato en México”. En dicho documento, AI concluyó que Calderón “ha hecho caso omiso a la epidemia de tortura que sufre el país para no tener que revisar su política de seguridad pública y su impacto en el deterioro grave de la situación de derechos humanos del país”. En el mismo informe, AI acusó al gobierno de Calderón de permitir que las fuerzas de seguridad y la policía incorporen “en sus prácticas el uso de la tortura y malos tratos contra cualquier persona que sea percibida con alguna conexión, cierta o no cierta, con la delincuencia”. Puntualizó que durante el calderonato “la retórica de proteger los derechos humanos ha actuado como cortina de humo detrás de la cual las violaciones de derechos humanos se cometen impunemente”. Para AI, esa realidad es “la herencia que el nuevo gobierno debe enfrentar para asegurar que la protección de los derechos humanos, es más sustancial que cursos de capacitación y promesas vacías”.

Comentarios