Regresan a Saltillo a implicados en crimen de hijo de Moreira

lunes, 26 de noviembre de 2012
MÉXICO, D.F. (apro).- Los tres expolicías implicados en el secuestro y asesinato de José Eduardo Moreira Rodríguez fueron trasladados este lunes al penal de Saltillo, donde permanecerán hasta que se les dicte sentencia. Se trata del comandante Rodolfo Castillo Montes, exsubdirector operativo de la policía municipal de Acuña, y los agentes José Trinidad Landeros Sifuentes y Víctor Carrizales Prieto, a quienes el pasado fin de semana se les dictó auto de formal prisión por su participación indirecta en el crimen del hijo del exgobernador de Coahuila y exdirigente nacional del PRI, Humberto Moreira. Los ahora expolicías habían sido trasladados el pasado viernes al penal de Ciudad Acuña, pero ahora los regresaron a la prisión de Saltillo. En otro asunto, un juez especializado amplió el arraigo contra Salvador Alfonso Martínez Escobedo, La Ardilla, compadre de Heriberto Lazcano El Lazca, a quien se le investiga por el asesinato de más de 300 personas en los estados de Coahuila, Nuevo León y Tamaulipas, donde presuntamente fungía como jefe regional de Los Zetas. De acuerdo con la Procuraduría General de la República (PGR), El Lazca fue el autor intelectual del homicidio de Moreira Rodríguez, quien fue “puesto” por los policías de Ciudad Acuña ante Los Zetas. La Ardilla fue una de las últimas personas con la que tuvo contacto El Lazca antes de fuera asesinado por elementos de la Marina Armada de México el pasado 8 de octubre en Coahuila, según la versión oficial. A Martínez Escobedo se le responsabiliza de la fuga masiva de 282 reos (151 en Nuevo Laredo, Tamaulipas, en diciembre de 2010; y de 131 en Piedras Negras, Coahuila, en septiembre pasado). La medida cautelar, informó la PGR, fue obsequiada por el juez Cuarto de Amparo en Materia Penal con el fin de “agotar la investigación” sobre los casos que se le imputan a La Ardilla. Martínez Escobedo presentó una demanda contra la ampliación del arraigo, sin embargo, el juzgado determinó que la decisión estuvo fundamentada, ya que la PGR actuó en tiempo y forma para hacer llegar la petición. Capturado por elementos de la Secretaría de Marina el 6 de octubre en Nuevo Laredo, Tamaulipas –dos días antes de que fuera abatido Lazacano Lazcano–, a La Ardilla se le relaciona también con el asesinato del estadunidense David Michael Hartley, el 30 de septiembre de 2010, en la presa Falcón, en Nuevo Laredo, y con el homicidio del comandante de la Policía Ministerial de Nuevo Laredo, Rodolfo Flores Villegas, el 12 de octubre cuando investigaba el caso. La cabeza de Flores Villegas enviada en una maleta a una base militar el 12 de octubre de 2010. Asimismo, se le responsabiliza de ser el autor intelectual del asesinato de 72 indocumentados en San Fernando, Tamaulipas. Mientras tanto, en Coahuila, el procurador de Justicia del estado, Homero Ramos Gloria, dio a conocer que el comandante Rodolfo Castillo Montes, exsubdirector operativo de la Policía Preventiva Municipal de Acuña, y los agentes José Trinidad Landeros Sifuentes y Víctor Carrizales Prieto, cómplices confesos en el crimen de Moreira, ingresaron al penal de Saltillo luego de que el viernes pasado se les dictó formal prisión. Ramos Gloria adelantó también que esta semana la PGR pondrá a disposición de los jueces federales al resto de los involucrados en el homicidio del hijo del exlíder nacional del PRI, Humberto Moreira. Al comandante policiaco y a los dos agentes se les acusa de haber llevado, con engaños, al hijo de Moreira ante los homicidas, quienes lo levantaron y posteriormente los asesinaron. Junto con otros tres agentes implicados que aún se encuentran en arraigo, el comandante y los dos oficiales están acusados por la PGR del delito de delincuencia organizada, mientras que la Procuraduría General de Coahuila, les imputa los de secuestro y homicidios. Los tres funcionarios policíacos de Acuña estuvieron arraigados durante 43 días en Saltillo; el viernes 16 de noviembre fueron trasladados a Ciudad Acuña, por orden de la juez de la causa, quien una semana después, el viernes 23, les dictó el auto de formal prisión. Horas después se les devolvió a Saltillo, y llegaron esa ciudad el sábado. Actualmente dos implicados más en el caso se encuentran prófugos.

Comentarios