Activistas denuncian en Berlín a Calderón; con EPN vamos a empeorar, pronostican

martes, 27 de noviembre de 2012
BERLÍN, (apro).- Defensores de derechos humanos de México llegaron hasta esta capital europea para reunirse con distintos actores políticos del gobierno alemán a fin de denunciar la situación de indefensión en la que se encuentran, así como el saldo en materia de violaciones a los derechos humanos que deja el gobierno saliente de Felipe Calderón. También plantearán a parlamentarios y políticos alemanes sus temores y preocupaciones de que durante el gobierno de Enrique Peña Nieto, quien asumirá la presidencia el próximo sábado, la situación no sólo continúe, sino que empeore. "Queremos dar a conocer la otra cara de la moneda y que de este lado del mundo se sepa que no todo es como dice el gobierno mexicano. El actual gobierno asumió una política equivocada y lo que nos preocupa es que todo hace pensar que el nuevo gobierno seguirá la misma ruta (en materia de seguridad y desprotección de los derechos humanos)", denunció Vidulfo Rosales Sierra, abogado del Centro de Derechos Humanos de La Montaña, Tlachinollan. En conferencia de prensa, en la que estuvo acompañado por el director del Centro de Derechos Humanos Miguel Agustín Pro, José Rosario Marroquín; la directora para América de Amnistía Internacional sección Alemania, Maja Liebing, y el director para México de la asociación evangélica Pan para el Mundo, Reiner Focken-Sonneck, el activista guerrerense planteó que el objetivo de las reuniones con miembros el gobierno alemán es que conozcan la situación y, a partir de ello, puedan incidir y plantear la problemática dentro de la relación bilateral que existe entre Alemania y México. Durante esta semana, el grupo de defensores de derechos humanos sostendrá reuniones privadas con diputados alemanes integrantes del Grupo parlamentario México-Alemania, y con funcionarios tanto del ministerio de Asuntos Exteriores como del Ministerio del Interior alemanes. Asimismo, formarán parte del programa de una magna Conferencia sobre México, Derechos Humanos y el nuevo gobierno de Enrique Peña Nieto, organizado por la Fundación Heinrich Böll y la Coordinadora Alemana por los Derechos Humanos en México durante el próximo fin de semana, en el que también participará el obispo de Saltillo, Raúl Vera. De su lado, José Rosario Marroquín, del Centro Pro, planteó que lejos de ser un Estado fallido, lo que México tiene luego de seis años de guerra contra el narcotráfico es un Estado "fortalecido con la presencia (en su interior) de la delincuencia organizada, militares con vocación antidemocrática y grupos locales sumamente poderosos" cuyas complicidades entre sí dan como resultado más violaciones a los derechos humanos. "Nuestra preocupación es que el nuevo presidente es responsable de permitir violaciones de derechos humanos en el Estado de México durante el tiempo que lo gobernó (…). Estamos convencidos que durante los próximos seis años no habrá un compromiso real en esta materia", aseguró. En ese sentido, la representante de Amnistía Internacional, Maja Liebing, planteó que lo que sucede en México resulta de importancia para Alemania sobre todo si ambos países pretenden firmar un acuerdo en materia de seguridad. Incluso en ese caso, señaló, el país europeo tendría responsabilidad de vigilar el cumplimiento y respeto a los derechos humanos. "Amnistía Internacional esperaría que el nuevo gobierno encabezado por Enrique Peña Nieto pudiera implementar las reformas básicas del sistema judicial para que no se registren más casos de violaciones de derechos humanos de parte de la policía y militares que queden impunes. También esperaríamos mayor protección a los defensores de derechos humanos y los periodistas", dijo en entrevista posterior. La representante del organismo internacional señaló que si bien existen antecedentes que ponen en duda el compromiso del próximo presidente de México con los derechos humanos, es importante dar el beneficio de la duda: "hubo problemas al respecto antes, pero nuestra expectativa es que en el futuro lo haga mejor y sí exista un compromiso real para la defensa y protección de los derechos humanos".

Comentarios