Herencia de Calderón: 83 mil muertes, contabiliza el semanario Zeta

martes, 27 de noviembre de 2012
México D.F., (apro).- El saldo de la guerra emprendida por el presidente saliente Felipe Calderón contra el crimen organizado es por demás apabullante, según se desprende de los reportes difundidos este martes por el semanario Zeta de Tijuana, Baja California, y por el Centro de Análisis de Políticas Públicas “México Evalúa”. De acuerdo con el rotativo bajacaliforniano, la herencia de Calderón es de 83 mil 191 asesinatos relacionados con el crimen organizado. El reportaje titulado “El Presidente de las 83 mil ejecuciones”, consigna que esa cifra corresponde al 72.8% del total de 114 mil 158 homicidios dolosos ocurridos en el sexenio calderonista, de acuerdo con información obtenida del Instituto Nacional de Estadística y Geografía (Inegi) y el Sistema Nacional de Información. “Lamentablemente, no todos los muertos han sido reconocidos por Calderón y su gabinete”, subraya la nota firmada por Enrique Mendoza y Rosario Mosso. Añade: “Enfundado en un uniforme militar, fue en su estado natal el 6 de diciembre de 2006,  donde el presidente de México inició su guerra contra algunos cárteles de la droga con el fallido Operativo Michoacán. De hecho, marcó también el inicio del olor de la muerte que se esparció por todo el país”. Zeta detalla que recurriendo como metodología a la consulta del Sistema Nacional de Información, procuradurías estatales, secretarías de Seguridad Pública de las entidades, registros hemerográficos en los estados y a Organizaciones No Gubernamentales (ONG) del país, se concluye que en el sexenio de Calderón –del 1 de diciembre de 2006 al 31 de octubre de 2012– ocurrieron 83 mil 191 asesinatos relacionados con el crimen organizado, “en la guerra que mantiene el gobierno federal contra algunos grupos criminales que disputan el territorio mexicano para el trasiego y venta de droga”. Subraya que la escalofriante cifra de muertos incluye lo que la administración calderonista clasifica como “Ejecuciones”, “Enfrentamientos” y “Homicidios-Agresiones”. El semanario recuerda que cuando faltaban 11 meses para el final del sexenio y con la presión a cuestas, la administración calderonista, a través de la Procuraduría General de la República (PGR), reconoció de manera “preliminar” la cantidad de 47 mil 515 ejecuciones al 10 enero de 2012. Las estadísticas llevaban la leyenda “preliminar” y correspondían al cierre de septiembre de 2011. Y subraya que ni el Sistema Nacional de Seguridad Pública (SNSP) del gobierno federal, Inegi o procuradurías estatales ofrecieron las mismas estadísticas en cuanto a homicidios dolosos en México durante el sexenio calderonista. Asimismo, apunta que el gobierno de Calderón fue rebasado no solo en el registro cuantitativo de ejecuciones ocurridas, sino también en la identificación de cadáveres. A través del Sistema Nacional de Información, sostiene, el sexenio que concluye reconoció 101 mil 199 homicidios dolosos ocurridos entre el 1 de diciembre de 2006 y el 31 de octubre de 2012, de los cuales 64 mil 786 fueron registrados como asesinatos “Con Arma de Fuego” y “Con Arma Blanca”; 36 mil 413  se clasificaron como homicidios “Sin Datos” y “Otros”. Dicho de otra forma, el gobierno federal desconoció la identidad de 36 mil 413 cadáveres, según el semanario.

Comentarios