Gobernadores desdeñan a la caravana de madres centroamericanas

sábado, 3 de noviembre de 2012
MÉXICO, D.F. (proceso.com.mx).- La caravana de madres de migrantes centroamericanos “Liberando la Esperanza” concluyó este sábado su recorrido de 19 días por 14 entidades del país en su búsqueda de sus seres queridos desaparecidos en su paso por México. Las mujeres procedentes de El Salvador, Nicaragua, Honduras y Guatemala iniciaron su trayecto el pasado 14 de octubre. Durante su recorrido, las madres centroamericanas presenciaron cinco reencuentros, el primero de ellos en la casa del migrante “La 72, hogar-refugio para personas migrantes”, localizada en Tenosique, Tabasco, y el segundo en las afueras de Monterrey, Nuevo León. Los tres reencuentros restantes se realizaron, uno, en la Ciudad de México, y dos en Chiapas. Durante su recorrido, las integrantes de la caravana le recordaron al Estado mexicano su responsabilidad por el hostigamiento, la persecución, la discriminación y la violencia hacia sus hijos cuando atraviesan este territorio con el propósito de llegar a Estados Unidos, todo ello con la complicidad de “funcionarios corruptos”. Tras concluir su recorrido por México, la caravana emitió una declaratoria. En el documento, leído en conferencia de prensa, señalan que buscaron la empatía de la sociedad mexicana para la causa migrante, además de “exigir a los gobiernos centroamericanos y mexicano, que de manera definitiva ejecuten acciones congruentes, a fin de detener la crisis humanitaria que afecta a los migrantes centroamericanos y sus familiares”. Agregan que “encontramos que las organizaciones criminales amplían cada vez más su espectro de acción con estas poblaciones migrantes, donde la trata y el secuestro ya ocupan el segundo lugar de ingresos para la delincuencia organizada”. Además, sostienen, el secuestro, la extorsión, el asesinato, la violación de mujeres y hombres, y la trata de personas son una constante que convierte a los migrantes en una mercancía más para sus gigantescas ganancias económicas, según el texto, reproducido por Notimex. Destacaron que “los gobiernos locales sólo nos ayudaron con temas de seguridad, pero no hubo ningún compromiso verdadero, ningún gobernador de los estados tuvo ese interés por escuchar a las madres, dijo Rubén Figueroa, integrante del Movimiento Migrante Mesoamericano a la agencia noticiosa EFE.

Comentarios