Impiden opositores obras de proyecto eólico en Oaxaca

lunes, 5 de noviembre de 2012
OAXACA, Oax., (apro).- Opositores al parque eólico de San Dionisio del Mar acordaron custodiar la Barra Santa Teresa para impedir que la empresa Mareña Renovable continúe con los trabajos del proyecto de generación eléctrica que, en su opinión, atenta contra el territorio Ikojts y Binni’zaa. La Asamblea de Pueblos Indígenas de Istmo de Tehuantepec en Defensa de la Tierra y el Territorio denunció que, en respuesta a dicho acuerdo, la empresa, en colusión con el gobierno estatal, envió a policías estatales a “intimidar, hostigar e intentar mermar al grupo de observadores que custodian la Barra Santa Teresa”. Sin embargo, las comunidades indígenas Ikojts de San Mateo del Mar, San Dionisio del Mar, San Francisco del Mar y de las comunidades Binni’zaa de Santa María Xadani, Álvaro Obregón y Juchitán, ejidatarios y pescadores de Emiliano Zapata y Ejido Charis e integrantes de UCIZONI y del comité ejecutivo de la Sección 22 del Sindicato Nacional de Trabajadores de la Educación (SNTE) insisten en custodiar de manera permanente la Barra Santa Teresa. A través de un comunicado, manifestaron: “Acordamos custodiar la Barra Santa Teresa de manera permanente y no permitiremos que se reinicien los trabajos de construcción del proyecto eólico “San Dionisio” pues atenta contra nuestro patrimonio natural y cultural como pueblos de la laguna, del istmo, de Oaxaca y de México”. E insistieron en la salida inmediata de la empresa Mareña Renovables del territorio Ikojts y la cancelación del proyecto eólico. De igual forma, los inconformes responsabilizaron a las autoridades estatales y federales, así como a la empresa Mareña Renovables de los actos de violencia que están generando en esa región del Istmo de Tehuantepec. El pasado domingo 4, alrededor de 500 habitantes de las comunidades indígenas y organizaciones inconformes contra el proyecto eólico se concentraron en la entrada a la Barra Santa Teresa para impedir que avance la construcción del parque eólico. Los inconformes denunciaron que ese proyecto pone en riesgo la flora y fauna del ecosistema de manglar, que provee de vida a un gran número de especies acuáticas y aves, además de que es la base del sistema productivo de los pescadores de las comunidades que circundan a la Laguna Superior. Aunque el comisariado ejidal intento impedir esa determinación de los inconformes, situación que a punto estuvo de provocar un enfrentamiento con un grupo de choque formado por supuestos trabajadores y ejidatarios, finalmente no lograron su objetivo.

Comentarios