Se eternizan en sus cargos líderes petroleros de cuatro estados

martes, 6 de noviembre de 2012
VILLAHERMOSA, Tab., (apro).- En un proceso totalmente antidemocrático, aderezado con garrotazos y amenazas, líderes de cinco de las seis secciones del Sindicato de Trabajadores Petroleros de la República Mexicana (STPRM) con sede en esta entidad y los estados de Chiapas, Veracruz y Campeche se reeligieron o impusieron a incondicionales suyos en las dirigencias estatales. Con la presencia de porros y grupos de choque que desde temprana hora tomaron las diferentes sedes sindicales para impedir la entrada a opositores, el excandidato del PRI a diputado federal, José de Jesús Zamudio Aguilera, se reeligió por tercera ocasión consecutiva en la sección 44, que comprende Tabasco y Norte de Chiapas. Con ello,  Zamudio Aguilera cumplirá nueve años al frente de dicha sección –aparte de los seis años anteriores que también ocupó la secretaría general–, apoyado por el exdiputado federal y ahora legislador local priista, José del Pilar Córdova, señalado como “cacique” y el “poder tras el trono” en esa sección  petrolera, la más numerosa de Tabasco, con más de cinco mil trabajadores de planta y transitorios. Carlos Jiménez Hernández repitió en la sección 26, que abarca los municipios de Cárdenas y Huimanguillo, Tabasco, y Las Choapas, Veracruz, con lo que sumará seis años en la secretaría general. Gustavo Guerra Espinosa se reeligió por cuarta ocasión al frente de la sección 50 de Paraíso, Tabasco, y parte de la zona marina de Campeche, con el que cumplirá 12 años en el poder. Eduardo Brindis Evoli se reeligió en la sección 14 de Ciudad Pemex del municipio de Macuspana, Tabasco, con el que sumará seis años en el STPRM, apoyado por Raúl Becerra de Dios, acusado de ejercer un violento cacicazgo de más de nueve años en esa sección petrolera y amasar una enorme fortuna que sus adversarios exhiben en las redes sociales, principalmente Facebook. Por su lado, Eduardo Cobo Rojas, “cacique” de la sección 29 que comprende el municipio de Comalcalco, Tabasco, impuso en la secretaría general del sindicato a su incondicional, Fernando Boldo Pressuel. En la sección 44, incondicionales de Zamudio Aguilera instalaron barricadas para impedir la entrada de los opositores al edificio del sindicato, ubicado en esta capital, donde se realizó la “elección” a mano alzada. Gerardo Guzmán Perera, presidente de la agrupación Petroleros Unidos por el Cambio, acusó que unas 800 personas tomaron desde temprano el sindicato de la sección 44 para garantizar la reelección de José de Jesús Zamudio Aguilera. “La misma mafia se vuelve a imponer”, señaló Guzmán Perera, cuyo hermano Agustín buscó competir con Zamudio. En la sección 26 “nos recibieron con palos, hubieron muchos  compañeros herido”, reportó Alejandro Rodríguez Puente, aspirante a la secretaría general de esa sección petrolera. La mayor reyerta se registró en la sección 29 de Comalcalco, donde se reportaron varias agresiones contra los opositores encabezados por Eduardo Vázquez Gálvez, con saldo de por lo menos 30 lesionados por garrotazos, armas blancas y dos por balazos. En la sección 14, el aspirante a la secretaría general, José López Reyes, denunció que mediante una convocatoria “amañada”, Eduardo Brindis se reeligió en el cargo, con apoyo del “cacique” Raúl Becerra de Dios, e impidió el ingreso de los opositores al recinto sindical. Luego de realizadas las elecciones en las cinco secciones petroleras, el pasado lunes 5, los trabajadores disidentes anunciaron que impugnarán el proceso ante diversas instancias legales y  tribunales laborales. Sólo en la sección 48 (Tabasco y Chiapas) quedó pendiente el cambio de la dirigencia sindical.

Comentarios