Exige AMLO renuncia de Osorio Chong y de Mondragón por disturbios

sábado, 1 de diciembre de 2012
MÉXICO, D.F. (apro).- El excandidato presidencial Andrés Manuel López Obrador exigió la renuncia del nuevo secretario de Gobernación, Miguel Ángel Osorio Chong, y del subsecretario de Seguridad Pública y Participación Ciudadana, Manuel Mondragón y Kalb, tras los actos violentos ocurridos este sábado afuera del Palacio Legislativo de San Lázaro. En el Ángel de la Independencia, donde estuvo acompañado del presidente nacional del Movimiento Regeneración Nacional (Morena), Martí Batres, la escritora Elena Poniatowska y Ricardo Monreal, entre otros, el exjefe de Gobierno del Distrito Federal dijo: “Vamos a destituir al actual secretario de Gobernación, Osorio Chong, tiene que salir de ese cargo, se tiene que castigar a los responsables, hay jóvenes gravemente heridos y se tiene que castigar”. Añadió: “No se puede aceptar que un ciudadano sea golpeado, está en la Constitución el respetar los derechos de los ciudadanos. Y si Manuel Mondragón tiene responsabilidad en estos hechos, él tiene que renunciar. Como lo propuse como secretario de Seguridad Pública, con eso van a ocultar hechos represivos, pero no iba de jefes a Osorio Chong y a Peña Nieto, iba a regir sólo por mandato juarista”. Después de reiterar su negativa a reconocer a Enrique Peña Nieto como presidente y condenar la represión durante la toma de protesta del priista, López Obrador habló del futuro de Morena y aseguró que es y será un movimiento pacífico. “Quiero referirme a la represión que se suscitó en la mañana de hoy contra estudiantes. Ustedes son testigos, al igual que muchos mexicanos, de que nuestro movimiento se ha producido de manera pacífica. Así es y seguirá siendo: pacífico. La violencia es lo que mantiene a la mafia en el poder y ejerce su vocación autoritaria”. Añadió: “Nuestra autoridad política y moral nos permite decir lo que pensamos con absoluta libertad. Hemos decidido luchar por la transformación de México por la vía pacífica y legal, pero ello no significa quedarnos callados, renunciar al derecho a disentir o no hacer nada para enfrentar al régimen antidemocrático y corrupto que padecemos y está destruyendo a México”. Las protestas, dijo, tienen triple significado: su decisión de desconocer al gobierno entrante, seguir “despertando conciencias” y defender al pueblo. Insistió: “No reconocemos al gobierno impuesto de Peña Nieto porque es ilegal e ilegítimo. Como aquí se expresó en la resolución del Tribunal Popular, en las elecciones presidenciales se violó la Constitución y las autoridades electorales, tanto los consejeros del IFE como los magistrados del TEPJF, actuaron en complicidad con los delincuentes electorales”. Según el político tabasqueño, fue evidente que compraron la presidencia de la República, y el fraude orquestado el pasado 1 de julio, apuntó, tuvo como principal distintivo el tráfico con la pobreza del pueblo. “Peña Nieto y su partido, como está demostrado y es de dominio público, obtuvieron millones de votos entregando dinero en efectivo, monederos electrónicos de Soriana y Monex, tarjetas telefónicas, despensas, materiales de construcción y otras dádivas, aprovechando la pobreza extrema de millones de mexicanos que carecen hasta de lo indispensable”, puntualizó. Esa fue la mayor inmoralidad que se registró durante la elección presidencial, subrayó.          López Obrador aclaró que su protesta no se limitará al desconocimiento del gobierno de Peña Nieto, sino que habrá “desobediencia civil pacífica, pero activa”. Es decir, se organizará al pueblo, se le protegerá de las injusticias y se defenderán los recursos naturales y los bienes nacionales, sostuvo. Sobre Morena, donde funge como presidente de la Comisión Política Nacional (CPN), señaló que será un partido político, “pero no dejará de ser movimiento”. Con él, dijo, se defenderán los intereses nacionales para establecer una república amorosa con dimensión social y grandeza espiritual.  

Comentarios