Niega SNTE ruptura con Peña; asegura que sigue como aliado del gobierno

martes, 11 de diciembre de 2012
MÉXICO, D.F. (apro).- En un mensaje que duró apenas ocho minutos y medio, sin permitir preguntas de la prensa, el profesor Juan Díaz de la Torre, secretario general del Sindicato Nacional de Trabajadores de la Educación (SNTE), negó que se haya generado una ruptura entre el gremio que encabeza Elba Esther Gordillo y la administración de Enrique Peña Nieto. “Mantenemos un diálogo fluido y constructivo con el gobierno federal y mantendremos, igualmente, nuestra estrategia institucional de cooperación y corresponsabilidad ejerciendo nuestra autonomía (…) Como actor institucional, seguiremos siendo un aliado del Estado mexicano”, dijo Díaz de la Torre al dar lectura al posicionamiento del SNTE sobre la iniciativa de reforma educativa que signó el Ejecutivo en conjunto con los presidentes de los partidos políticos más importantes del país. En conferencia, desbordado por la prensa el auditorio de las instalaciones de Venezuela 44, en la sede sindical, el segundo de Gordillo en el sindicato respaldó la iniciativa de Peña Nieto y valoró que ésta “recoja” propuestas del mismo SNTE con el rango de reforma constitucional: “Fue el SNTE quien, desde hace más de 10 años, solicitó la creación del Instituto Nacional para la Evaluación de la Educación y el carácter de autónomo y sustentado en un mandamiento constitucional”, recordó el profesor, y agregó que, según su relato, ha sido el mismo gremio magisterial el que ha impulsado la evaluación de docentes para acceder a nuevas plazas de trabajo. “Igualmente, fue una propuesta formulada (por el SNTE) al gobierno federal que las plazas de nuevo ingreso al servicio educativo estuvieran sujetas a un examen de oposición, que se reformulara la carrera magisterial para dar inicio a una nueva forma de profesionalización del magisterio, y que construyera un sistema nacional de evaluación integral”, leyó el líder de maestros, quien también aseguró que apoyarán la iniciativa de crear un sistema de información y gestión educativa, así como el censo de escuelas, maestros y alumnos que se le encomendó al Instituto Nacional de Estadística y Geografía (Inegi). En ausencia de la lideresa del sindicato, desatadas las especulaciones sobre la reacción del gremio ante el discurso de la cúpula política, que ha advertido su intención de “recuperar la rectoría” de la educación, acusando tácitamente a los maestros de haberla secuestrado, Juan Díaz de la Torre se dirigió a sus oponentes: “El SNTE tiene claro que, en medio del debate educativo, los críticos y los adversarios de nuestra organización intentan estigmatizar y debilitar al magisterio, al sindicato e incluso a la escuela pública”, dijo al comienzo de una suerte de contraataque. Sin mencionar nombres, aunque a ese respecto Elba Esther Gordillo señaló a poderes fácticos y organizaciones relacionadas con el programa Bécalos, de Fundación Televisa, durante el VI Congreso Nacional del SNTE, de octubre pasado, Juan Díaz de la Torre fue tajante: “Algunos de esos críticos y adversarios buscan promover sus propios intereses y ampliar sus márgenes de influencia en el sistema educativo y otros, que en esta coyuntura, ven la oportunidad para empujar hacia la privatización de la educación. Claramente, buscan generar la percepción de una ruptura o un enfrentamiento entre el SNTE y el gobierno federal. No vamos a caer en esa provocación absurda”, sentenció el profesor.

Comentarios