Hallan torturadas y muertas a las cuatro desaparecidas en Chihuahua

sábado, 15 de diciembre de 2012
MÉXICO, D.F. (proceso.com.mx).- Las cuatro mujeres que se encontraban desaparecidas en la Sierra Tarahumara fueron torturadas y asesinadas con armas de fuego, informó la Fiscalía Zona Sur. Los cuerpos fueron hallados anoche en una brecha en el rancho La Casita de Samachique, municipio de Guachochi, agregó la dependencia. Josefina Díaz Martínez, de 57 años; Elisa Díaz Martínez, de 55; Marisa Díaz Peinado, de 32 y Mayra Lorena, de 39, partieron de Ciudad Cuauhtémoc el 12 de diciembre para asistir a un funeral en Guachochi. Ellas viajaban a bordo de un automóvil Jetta color blanco, modelo 2012. De acuerdo con los primero reportes, durante el trayecto al parecer fueron interceptadas en un punto de revisión o retén de los que frecuentemente instala el crimen organizado en la zona serrana. El narco retén, situado a la altura del kilómetro 35, fue reportado por otras personas a la Dirección de Seguridad Pública Municipal de Guachochi. La Fiscalía Zona Occidente también había recibido denuncias constantes al respecto, pero hizo caso omiso. Los reportes indican que hombres armados se encontraban sobre la carretera y apuntaban a los conductores para después obligarlos a detenerse. Los delincuentes los agredían física y verbalmente, bajaban a los pasajeros y los despojaban de sus pertenencias. Los agentes policiacos actuaron hasta que se reportó la desaparición de las cuatro mujeres, quienes eran de la capital del estado. La investigación indica que las víctimas fueron privadas de su libertad en el punto de revisión de narcos y el móvil fue, presuntamente, el robo de su vehículo. La última vez que los familiares tuvieron contacto con las mujeres fue el miércoles a las 16:00 horas, cuando se encontraban en Creel. De acuerdo con la Fiscalía, la búsqueda de las víctimas se realizó por tierra y aire, siendo localizadas a 40 kilómetros de donde se encontraba el retén, en el rancho La Casita. El auto no ha sido hallado. Los cuerpos fueron trasladados a las instalaciones del Centro de Control, Comando, Comunicaciones y Cómputo (C-4). Debido a que fueron encontrados en territorio de la Fiscalía Zona Sur, ésta se hace cargo de recabar evidencias para la investigación.

Comentarios