Detienen a cinco desmanteladores de puentes en Nuevo León

domingo, 16 de diciembre de 2012
MONTERREY, N.L. (proceso.com.mx).- Cinco hombres fueron detenidos y presentados hoy como responsables de haber robado el acero de las estructuras metálicas de dos puentes vehiculares de Apodaca. Los arrestados por la policía de ese municipio fueron calificados por la autoridad local como delincuentes comunes, quienes por la venta del metal sustraído obtuvieron 4 mil 500 pesos. El daño que provocaron fue valuado provisionalmente por varias decenas de millones de pesos. Se considera la posibilidad de que los dos puentes vehiculares sean derruidos debido a que parece irreparable el deterioro que los ladrones causaron al debilitar su estructura. De acuerdo con un boletín emitido hoy por el ayuntamiento apodaquense, los presuntos responsables, que fueron arrestados en sus casas, son Francisco Enrique Pérez Castañeda, de 28 años, quien dijo ser pintor automotriz y propietario del soplete y los dos tanques de gas usados para el hurto; Alexis Abrego Salas, de 21; Óscar Hernández, de 26; Héctor Hugo Landeros, de 26, y Julio César Mercado, de 37. Las detenciones fueron hechas por elementos de Seguridad Pública de Apodaca y la Agencia Estatal de Investigaciones (AEI), en la colonia Casas Reales y la zona centro del municipio, donde residían los inculpados. Los hombres habían robado las placas de acero que soportaban los puentes de las avenidas Prolongación Reforma y la Rubén García, que cruzan el arroyo Topo Chico, por donde transitan diariamente centenares de vehículos de carga. Al conocerse el ilícito, que provocó hundimiento en las superficies de los dos puentes, las corporaciones emprendieron un operativo relámpago para atrapar a los responsables. Un indigente que vivía en la parte baja del puente Rubén García dijo que había reconocido a las personas que cortaron el acero con un soplete y tanques de gas. En los interrogatorios, los detenidos confesaron que emplearon una camioneta Nissan blanca de redilas, propiedad de Óscar Hernández para hacer tres viajes con el acero que trasladaron a una chatarrera que se ubica en la avenida Rubén García, antes de llegar a la calle Humberto Ramos Lozano. Por cada viaje les dieron mil 500 pesos. Los detenidos, el soplete, los dos tanques de gas y la camioneta quedaron a disposición de la agencia del Ministerio Público para su investigación. Se espera que en los próximos días especialistas evalúen los daños para determinar las acciones que deben emprender las autoridades para reparar los puentes.

Comentarios