Desalojan penal de Gómez Palacio; van 24 muertos

martes, 18 de diciembre de 2012
DURANGO, Dgo. (apro).- Luego del fallido intento de fuga en el Centro de Reinserción Social (Cereso) 2 de Gómez Palacio, donde 24 personas perdieron la vida en un enfrentamiento con custodios, autoridades federales y estatales reubicaron este miércoles a toda la población en el Cereso número uno de esta capital y en otras prisiones del país. El titular de la Secretaría de Seguridad Pública (SSP) de la entidad, Jesús Antonio Rosso  Holguín, detalló que 320 reos fueron trasladados al Cereso número Uno y el resto a distinta cárceles del país. En el operativo participaron elementos del Ejército y dos helicópteros de la Secretaría de Seguridad Pública federal. Para justificar el desalojo, Rosso Holguín destacó que la infraestructura del Cereso de Gómez Palacio no cuenta con mecanismos que garanticen al 100% la detección de armamento antes de ingresar al lugar. Sobre el enfrentamiento del domingo, explicó que el primer incidente se registró en el área de traslado, donde los internos comenzaron a amotinarse. En ese instante, agregó, se escucharon las detonaciones en los patios y la alerta por intento de fuga. Fueron eventos casi simultáneos, abundó. Señaló que por norma los custodios no cuentan con armas de fuego, y por ello en un primer momento estuvieron en desventaja frente a los reclusos, que sí las tenían a su disposición. Respecto del tipo y número de armas que usaron los internos, dijo que la información respectiva se encuentra dentro de las carpetas de investigación de la Fiscalía General del Estado (FGE), por lo que evitó exponer alguna teoría sobre el asunto. En relación con la posible responsabilidad de servidores públicos en el enfrentamiento del pasado lunes 17, reconoció que los 56 elementos de seguridad del Cereso número 2 estarán sujetos a investigación, al igual que el director Daniel Macías. Por la mañana, en entrevista con Carmen Aristegui en la Primera Emisión de MVS Noticias, Rosso evitó responder por qué los reos tenían armas de fuego, sobre todo si un día antes se había llevado a cabo una revisión, y dijo que eso tendría que determinarlo la investigación que sigue la FGE. En un comunicado emitido ayer, la SSP estatal refirió que los internos abrieron fuego contra las torres de vigilancia y las áreas de custodios, y simultáneamente comenzó el intento de fuga masiva. Sin embargo, Rosso dijo en la entrevista que los custodios escucharon la intención de los reos de fugarse de forma masiva, por lo que determinaron tomar “medidas preventivas” para evitar la huida. Según el funcionario, los custodios empezaron a disparar cuando se dieron cuenta de que su plan había sido descubierto. Rosso descartó una relación entre el motín y el traslado de 137 reos a penales federales que tuvo lugar un día antes. “Creo que fue una fuga que se tenía planeada y que se frustró. Hasta ahorita no tenemos ninguna relación”, expresó.  

Comentarios