Liga AMLO a Chuayffet con desafuero y Acteal

miércoles, 26 de diciembre de 2012
MÉXICO, D.F. (apro).- El dirigente del Movimiento Regeneración Nacional (Morena), Andrés Manuel López Obrador, enfocó ahora sus críticas al secretario de Educación Pública, Emilio Chuayffet, quien hace unos días reconoció que la matanza de 45 indígenas en Acteal, Chiapas, dejó una “huella indeleble en mi vida política”. En su cuenta de Twitter, el tabasqueño escribió hoy: “Cuando me desaforaron y tuvieron que rectificar, Chuayffet exclamó ‘¡Se nos rajó Fox!’. Y algo peor: los chinchones (bebida alcohólica) y la masacre de Acteal”. De esa forma López Obrador hizo referencia a los señalamientos que el ahora colaborador de Enrique Peña Nieto realizó después de que el expresidente Vicente Fox ordenara detener el proceso judicial contra el político tabasqueño, luego de su desafuero como jefe de gobierno capitalino. Años atrás, en 1996, cuando Chuayffet se desempeñaba como secretario de Gobernación de Ernesto Zedillo, el político mexiquense se negó a suscribir la llamada iniciativa Cocopa, en la que se plasmaron acuerdos alcanzados entre el movimiento zapatista y representantes del gobierno federal, argumentando ante la comisión legislativa que entonces le exigió cumplir su palabra: “Ustedes disculpen, pero cuando me comprometí con ustedes me había tomado 18 chinchones y no estaba en condiciones propias para asumir un acuerdo de esa naturaleza”. Luego vendría lo peor: el 22 de diciembre de 1997, un grupo paramilitar masacró a 45 indígenas tzotziles de la comunidad de Acteal, en el municipio chiapaneco de Chenalhó. Los integrantes de la organización de Las Abejas se encontraban orando en una pequeña iglesia cuando fueron atacados y baleados por los paramilitares. Entre las víctimas se contaron niños y mujeres embarazadas. Para Zedillo y Chuayffet Chemor la matanza se redujo a un simple conflicto intercomunitario; sin embargo, para organizaciones sociales se trató de una estrategia antiinsurgente que buscó desarticular los comités de base que se estaban organizando para defender los derechos indígenas. Más tarde se interpusieron diversas demandas contra Zedillo, principalmente en Estados Unidos, pero el expresidente Felipe Calderón, antes de dejar su mandato, cabildeó con el fin de que se garantizara la impunidad para el exmandatario priista.

Comentarios