Asegura PGR más de 200 mil litros de combustible en SLP

viernes, 28 de diciembre de 2012
MÉXICO, D.F., (apro).- Elementos de la Procuraduría General de la República (PGR) aseguraron alrededor de 200 mil litros de derivados de petróleo robados a un tractocamión en San Luis Potosí. Los hechos ocurrieron este viernes, luego de que la dependencia cumplimentó una orden de cateo en un domicilio de la colonia Milpillas, en una bodega presuntamente perteneciente a una compañía relacionada con el manejo de energéticos. De acuerdo con la PGR, la orden de cateo se solicitó después de una denuncia de hechos presentada por la Policía Federal –apoyada por el apoderado legal de una empresa de transportes– por el robo de un tractocamión con dos tanques tipo cilindro que transportaba aceite ligero propiedad de Petróleos Mexicanos (Pemex), cuyas pérdidas por “ordeña” de combustible ascienden a aproximadamente 5 mil millones de pesos cada año. La dependencia señaló que el tractocamión fue robado cuando circulaba de la refinería de Ciudad Madero, Tamaulipas, con destino a Tula de Allende, Hidalgo, y fue hallado en el interior de la bodega cateada. Además de los 200 mil litros, durante el cateo fueron asegurados otros 22 tanques con capacidad de 44 mil litros cada uno y cuyo contenido se encuentra pendiente de cuantificar, así como “seis tanques cilindros”, seis tractocamiones, tres pipas, cuatro vehículos compactos, y una camioneta. La delegación de la PGR en San Luis Potosí ordenó el aseguramiento del inmueble y los objetos localizados e inició la averiguación previa PGR/SLP/SLP-III/684/D/2012 por el delito de robo de combustible y lo que resulte. En el primer semestre de 2012, Pemex identificó 824 tomas clandestinas, principalmente en los estados de Veracruz, Tamaulipas, Sinaloa, Jalisco y Guanajuato. De acuerdo con el más reciente informe entregado por la paraestatal a la Cámara de Diputados, en el sexenio pasado fueron presentadas ante el Ministerio Público mil 292 personas acusadas de “ordeña” de ductos, pero hasta ahora sólo a 190 de ellas se les ha dictado el auto de formal prisión. Ante ello, los diputados federales Sergio Armando Chávez, del PRI, y Ricardo Astudillo, del PVEM, propusieron rectificar las inconsistencias de la ley y endurecer las penalidades para sancionar la sustracción ilícita de combustibles. Chávez precisó que el robo de hidrocarburos se incrementó 20% este año, para alcanzar la sustracción de hasta 9 mil barriles diariamente. Indicó que los principales “focos rojos” para los ductos de Pemex se localizan en Veracruz, Tamaulipas y Sinaloa, aunque en los últimos meses se extendieron a la zona de El Bajío, en estados como Jalisco y Guanajuato. Por ello, agregó, “se deben endurecer las penas para aquellos delincuentes que realicen un menoscabo al patrimonio nacional, porque con ello disminuyen los ingresos para realizar obras sociales en beneficio de los núcleos más golpeados económicamente, además de evitar los riesgos a la sociedad por las tomas clandestinas”. A su vez, el diputado Astudillo mencionó que las pérdidas económicas de Pemex son alarmantes, pues al mes de junio pasado, el volumen de combustibles sustraídos ilícitamente, a través de tomas clandestinas, fue de un millón 841 mil 478 barriles, es decir, 18% más que en el mismo periodo del año pasado. Señaló que la paraestatal debe coordinarse con las instituciones de seguridad pública y nacional para combatir el robo de combustible, que además de dañar los bienes del país, pone en peligro a la población. “El titular de Petróleos Mexicanos se debe coordinar con las secretarías de la Defensa Nacional, la Marina, la Procuraduría General de la República (PGR) y la Policía Federal, para reducir el robo de combustibles en los gasoductos y poliductos”, puntualizó.

Comentarios