Priva conservadurismo en los dos nuevos ministros de la Corte

lunes, 3 de diciembre de 2012
MÉXICO, D.F., (apro).- La Suprema Corte de Justicia de la Nación renovó su integración con dos nuevos ministros sin mayores cambios en la orientación del máximo tribunal, en particular en el tema de los derechos humanos. La incorporación para los próximos 15 años de Alberto Gelasio Pérez Dayán y Alfredo Gutiérrez Ortiz Mena garantiza la continuidad en las posiciones conservadoras de sus antecesores, los ahora ministros en retiro Sergio Salvador Aguirre Anguiano y Guillermo Ortiz Mayagoitia. Durante la ceremonia protocolar del Poder Judicial de la Federación, realizada ante el pleno de ministros, consejeros de la Judicatura Federal y magistrados electorales, Pérez Dayán fue claro en ratificar “la prudencia” del máximo tribunal para fijar sus criterios en materia de derechos humanos. En perspectiva de la reforma constitucional en materia de derechos humanos y los tratados internacionales en la materia, precisó que la Corte debe ser “gradualista”, y que la protección de los derechos humanos se debe hacer “sin menoscabo de la seguridad jurídica”. En su discurso, el nuevo ministro aseguró: “La tarea jurisdiccional del Tribunal Constitucional de México no puede diseñarse al margen de las graves condiciones a las que se enfrenta nuestro sistema de justicia, soslayando la amenaza constante que el fenómeno de la ilegalidad representa para el desarrollo y la prosperidad de nuestro país”. En una reiteración de lo que dijo durante las audiencias en el Senado en el proceso de negociación de las dos nuevas ponencias, se pronunció por un “balance entre la fuerza legítima y el orden jurídico” en  materia de seguridad y justicia. “Una Corte fuerte debe también ser una Corte prudente, una Corte responsable”, añadió quien fuera el principal candidato del expresidente Felipe Calderón para llegar al máximo tribunal. Formado en el Poder Judicial, Pérez Dayán fue propuesto dos veces por la presidencia para llegar a la Corte, a pesar del rechazo inicial del Senado y se incorporará a la Segunda Sala del máximo tribunal, en la que se deciden los asuntos administrativos y laborales. Alfredo Gutiérrez Ortiz Mena, quien fue abogado litigante y director del Servicio de Administración hasta su llegada a la Corte, pasará a formar parte de la Primer Sala, donde se resuelven los asuntos civiles y penales. Nieto del exsecretario de Hacienda y expresidente del Banco Interamericano de Desarrollo (BID), no hizo clara la posición que tendrá como juzgador, pero uno de primeros asuntos en los que intervendrá será en la revisión del amparo de la ciudadana francesa Florence Cassez, acusada de secuestro por el exsecretario de Seguridad Pública, Genaro García Luna y por la que fue condenada a 60 años de prisión.

Comentarios