Exalcalde priista deja deuda de 9 MDP por compra de tamales y 600 aviadores

martes, 4 de diciembre de 2012
MONTERREY, N.L. (apro).- El alcalde panista del municipio de Benito Juárez, Rodolfo Ambriz, encontró toda una caja de sorpresas al asumir el cargo, el pasado 1 de octubre: De entrada, descubrió que en la nómina se encontraban dados de alta 600 aviadores vinculados a su predecesor, el priista Luis García Garza. Al hurgar en las finanzas, encontró luego un adeudo de nueve millones de pesos por el siguiente concepto: “compra de tamales”. Surgido de las filas de la Confederación de Trabajadores de México (CTM), Ambriz Oviedo participó en las elecciones locales como abanderado del PAN después de no conseguir la postulación de su expartido, el PRI. Tradicionalmente, la candidatura del PRI a la alcaldía de Benito Juárez ha recaído en un miembro de la CTM. En sus primeras acciones como alcalde, Ambriz hizo una exhaustiva revisión de todas las áreas y encontró un ejército de 600  aviadores que le costaban al erario mil 500 millones de pesos. De inmediato, suspendió los pagos y los invitó a que se reportaran en la Tesorería para recibir su finiquito, de lo contrario, les advirtió, serían abruptamente despedidos. Antes de que concluyera el mes de noviembre, ya se habían reportado unos 150 trabajadores a cobrar su liquidación. El 25 de noviembre, el secretario del ayuntamiento, Jesús Fernández, estimó que los aviadores eran cerca de 600, es decir poco más de la mitad del total de empleados municipales, que son actualmente mil 125. El costo para el erario municipal de los “aviadores” es de mil 500 millones de pesos mensuales, precisó el alcalde. En entrevista, el regidor panista Jesús Fernández Montalvo considera que la única explicación que hay a la profusión de aviadores es la de la corrupción que permitió García Garza. Recuerda que al tomar posesión, la nueva administración halló numerosas irregularidades, entre otras, la de personas que estaban inscritas en la nómina sin acudir a sus puestos, y otras que ganaban por el solo hecho de presentarse a una oficina, pero sin desempeñar una función. Otros acudían únicamente seis horas del día y cobraban la jornada completa. Otros más ingresaban horas extras en cantidad desmedida. “Había trabajadores que tenían cada semana entre 30 y 40 horas extras ¿Cuándo vas a poder reportar esa cantidad de una manera legal? Muchos de los aviadores únicamente firmaban una hoja de asistencia y se iban. La única explicación a todo esto es que había mucha corrupción”, señala. El miércoles 28, el Palacio Municipal tuvo que ser blindado, debido a que unos 50 trabajadores municipales efectuaron una manifestación en protesta por los despidos que consideraron injustos. Unos 20 policías con protección antimotines resguardaron la entrada del inmueble y evitaron que hubiera un incidente en el exterior. Al efectuar una inspección minuciosa en las finanzas municipales, Rodolfo Ambriz encontró que entre las múltiples irregularidades que hubo en la administración de Luis García, está el adeudo de 8 millones 725 mil pesos por concepto de tamales a un establecimiento local denominado “Teresita”, de acuerdo a una nota publicada hoy por el periódico El Norte. Benito Juárez es considerado la capital del tamal en Nuevo León. El alcalde consideró que el adeudo al establecimiento es exorbitante, pues ello implicaría dejar de ejercer importante obra pública en el municipio que tiene una deuda de 230 millones de pesos, de acuerdo con el reporte de prensa. “Es una cantidad impagable para nosotros. Nueve millones de pesos representan tanto que, si les pago, dejaría de hacer nueve o 15 plazas públicas. Yo creo que la gente preferiría mil veces que les lleve plazas u obras públicas a que yo ande pagando ese tipo de consumos”, declaró.  

Comentarios