Denuncia persecución madre de uno de los detenidos el 1 de diciembre

miércoles, 5 de diciembre de 2012
MÉXICO, D.F. (apro).- María de Lourdes Escalante, madre de Rafael Romero Escalante, uno de los jóvenes detenidos el pasado 1 de diciembre en el Monumento a la Revolución, denunció que fue perseguida esta mañana por hombres que viajaban en un coche gris. Hoy, a las 10:00 horas Escalante acudió al teatro Tonalá, ubicado en la colonia Roma Sur, en donde quedó de reunirse con el grupo de Artistas Aliados, quienes invitaron a los padres de los detenidos a dar información para hacer un video sobre la aprehensión ilegal de sus hijos. La mujer llevó fotos y documentos que avalan a su hijo como alumno de alto rendimiento de la Facultad de Ciencias Políticas de la UNAM, con promedio de 9.19; su nombramiento como profesor  adjunto de la cátedra de Enrique Gutiérrez Márquez, en la asignatura Metodología Aplicada a las Ciencias Sociales y Metodología de la Investigación Política. Una hora más tarde, abandonó el teatro para dirigirse a su casa: “Caminé por la banqueta. Después de avanzar unos pasos, dudé en si iba por la dirección correcta y me detuve. Frente a mí, se paró un coche gris. En éste, iban dos hombres de unos 40 años, con pelo corto, tipo militar. Los dos me veían con mirar agresivo. Me asusté y seguí caminando. Los hombres del coche también reanudaron su marcha tras de mí. “De pronto, giré y me fui rápidamente en contraflujo, así caminé por una y otra calle hasta que llegué a viaducto y entré al Liverpool que está en Parque Delta. Ahí esperé una hora. Salí cuando me sentí un poco más segura…”, narró la señora Escalante, quien señaló que tanto la detención de su hijo, como su persecución, son cuestiones políticas. “Por el nombre de la materia, es obvio que mi hijo tenía que estar en este tipo de eventos. Por lógica, si estas son las materias, debía de estar observando en qué condiciones se desarrolla el proceso del cambio de gobierno. Están los videos que demuestran que él no corrió cuando llegan los granaderos porque el que nada debe, nada teme”, explicó. Mientras esto ocurría, la explanada de los juzgados del Reclusorio Norte estaba abarrotada por amigos, testigos, familiares y abogados de los 69 detenidos el pasado 1 de diciembre por diversos puntos del centro de la ciudad, en espera de su primera audiencia de desahogo de pruebas. La jueza 47 penal, Patricia Mora Brito, desde las 10:00 horas, inició la diligencia. A las 22:00 horas aún continuaba. Entre las pruebas que presentaron los abogados, se encuentran fotografías y videos que muestran la inocencia de sus representados, con el fin de evitar que se dicte auto de formal prisión “por un delito que no cometieron”. El pasado martes, después de rendir su declaración preparatoria, los abogados de los detenidos solicitaron la duplicidad del término constitucional para presentar pruebas, por lo que el próximo domingo, a las nueve de la mañana, vence el plazo para determinar su situación jurídica. La acusación que enfrentan, es ataque a la paz pública calificada en pandilla, por lo que no alcanzaron la libertad bajo fianza.

Comentarios