Fanáticos de Nueva Jerusalén se imponen y gobierno sólo los denuncia

miércoles, 5 de diciembre de 2012
MÉXICO, D.F. (apro).- Fanáticos religiosos de la comunidad de Nueva Jerusalén, Michoacán, mantienen bloqueado el predio en donde se pretende edificar la escuela Vicente Guerrero, pese a la denuncia penal interpuesta por el gobierno de Fausto Vallejo. Emiliano Juárez, vocero de los disidentes, confirmó que los religiosos radicales han reforzado su presencia en el lugar y han iniciado la construcción de letrinas y fogones para permanecer ahí por tiempo indefinido. El bloqueo inició la madrugada del lunes 3 bajo el pretexto de que habían recibido un mensaje de la Virgen del Rosario, en el que se les ordenaba impedir el arranque de la construcción del inmueble. El gobierno estatal interpuso una denuncia penal por el delito de despojo en contra de los religiosos y reforzó la seguridad en la zona para evitar cualquier brote de violencia. Pese a esas acciones, los fanáticos católicos se mantienen firmes en impedir el paso de camiones cargados con material de construcción. El predio denominado El Corral o La Rana fue adquirido por el gobierno del estado y se encuentra fuera de los límites de la comunidad religiosa. En ese terreno se tiene previsto la reconstrucción de la escuela que el 6 de julio fue destruida por los seguidores de Martín de Tours, quienes se oponen a la impartición de la educción laica. Este hecho provocó la detención del exencargado del orden en la comunidad, Cruz Cárdenas, quien se encuentra preso en el penal David Franco Rodríguez, además de que quedan por cumplimentar otras 60 órdenes de aprehensión contra participantes en la destrucción de la escuela.

Comentarios