Busca PAN gravar el consumo de refrescos

jueves, 6 de diciembre de 2012
MÉXICO, D.F. (apro).- Con el propósito de disminuir el consumo de refrescos, uno de los productos que más incidencia tienen en el sobrepeso y la obesidad en el país, la senadora del PAN, Marcela Torres presentó una iniciativa para cobrar un impuesto de 20% a las bebidas gaseosas. “Debemos ponderar siempre y en todo momento, por encima de cualquier argumento o interés privado, la salud, pero sobre todo la vida de los mexicanos, que es nuestro recurso más preciado”, puntualizó la legisladora. Desde la tribuna del Senado, Torres pidió reformar la Ley del Impuesto Especial sobre Producción y Servicios, para establecer un impuesto de 20% al precio final del refresco, debido a que al ser una bebida azucarada, dijo, no aporta ningún nutrimento, ni brinda beneficios a la alimentación de la personas. Refirió que, de acuerdo con un estudio de la Universidad de Yale, la probabilidad de que un niño sea obeso aumenta 60% por cada porción de refresco que consume al día, mientras que en el caso de las mujeres, el consumo de una porción diaria incrementa 23% el riesgo de enfermedades del corazón. En 2010, añadió, el gasto de las familias mexicanas en bebidas no alcohólicas, incluyendo los refrescos, representó 7% del gasto en alimentos, de manera que los hogares mexicanos –subrayó– destinaron la misma cantidad de dinero en refrescos que en carne de res. Ante tal realidad, dijo, resulta indispensable tomar acciones como Estado y sociedad para revertir ese grave problema, como una medida de salud pública urgente. Un impuesto de 20%, apuntó, ayudaría a disminuir el consumo de refresco de 163.3 litros por persona al año a 120.9 litros, lo que representa una reducción de 26%. Por separado, el senador perredista Mario Delgado Carrillo aplaudió la iniciativa de Marcela Torres, tomando en cuenta que México, dijo, ocupa el número 12 en obesidad en población adulta y el primer lugar en niños. En entrevista, el presidente de la Comisión del Distrito Federal precisó que beber refresco es una de las principales causas de enfermedades crónicas como la diabetes, hipertensión y obesidad, por lo que la propuesta de un impuesto de 20% al refresco, sostuvo, impactaría de inmediato en la posibilidad de que la prevalencia de diabetes se reduzca en 12%.

Comentarios