Asume Vallejo en Michoacán y pone fin a gobiernos perredistas

miércoles, 15 de febrero de 2012
MÉXICO, D.F. (apro).- Con el compromiso formal de sacar a Michoacán del rezago, del atraso y de la compleja situación financiera por la que atraviesa, el priista Fausto Vallejo asumió hoy las riendas del gobierno de esa entidad, con lo que puso fin a dos administraciones perredistas al hilo. En la ceremonia efectuada en el Congreso local y ante el secretario de Gobernación, Alejandro Poiré, quien asistió con la representación presidencial, Vallejo se comprometió también a respetar y hacer respetar la ley porque en un estado de derecho, dijo, “la legalidad no es negociable”, Abundó: “Necesitamos darnos la oportunidad de comenzar una nueva historia para Michoacán, en la que todos recuperemos y fomentemos valores como la honestidad, el respeto, la solidaridad y la integración familiar, con cuya práctica lograremos inducir nuevas actividades para una mejor convivencia social que sea un reflejo vivo de este gran mosaico plural que nos anima y convoca”, expresó. En su primer mensaje como mandatario estatal, el cuatro veces alcalde anunció, asimismo, su total respaldo a las fuerzas federales en el combate contra la delincuencia. Sostuvo que en esta lucha será vital la coordinación con el gobierno del presidente Felipe Calderón. “Contribuiremos en la aportación de esfuerzos y no tendremos ninguna duda en respaldar a las fuerzas federales en el combate a la delincuencia”, expresó. Vallejo subrayó también que los priistas no asumen su cardenismo en la retórica ni en el discurso, sino en las acciones. “Tengo la confianza de que con esta Legislatura tendremos plena coordinación para sacar a Michoacán del rezago, del atraso y de la compleja situación financiera que atraviesa”, expresó ante Leonel Godoy, gobernador saliente y quien le “hereda” una deuda pública de 16 mil millones de pesos. Luego aseguró que en su gobierno “no tendrán cabida funcionarios arrogantes ni burócratas majaderos; y empleados que entren pobres y salgan ricos. El compromiso, la inteligencia y la honestidad deben ser las divisas invariables en el ejercicio público”. El priista, que permanecerá en el cargo tres años siete meses, pidió a Alejandro Poiré ser el conducto para dar un mensaje a Calderón. “Por su conducto le manifestamos nuestro interés por trabajar juntos en las obras y acciones para el bien de Michoacán. La presencia de usted es una señal muy importante para nuestro gobierno”, le dijo el mandatario priista. La ceremonia estuvo enmarcada por una fuerte seguridad. El Congreso fue acordonado por elementos militares, incluso de la Marina Armada de México, así como de la Secretaría de Seguridad Pública (SSP) del estado y de la Dirección de Tránsito Municipal de Morelia, además de que se instalaron vallas y filtros, tanto en el exterior como en el exterior del edificio. Más tarde, el gobernador Vallejo ofreció otro mensaje a los michoacanos en el Teatro Morelos del Centro de Convenciones y Exposiciones, donde estuvo presente el precandidato priista a la Presidencia, Enrique Peña Nieto. En su discurso, le dio un espaldarazo público al precandidato presidencial de su partido, quien, por cierto, fue largamente ovacionado por la clase política michoacana y los invitados, entre los cuales se encontraban el líder nacional del PRI, Pedro Joaquín Coldwell, así como los coordinadores en el Congreso, el senador Manlio Fabio Beltrones y el diputado Francisco Rojas. “Me siento muy orgulloso de tener entre mis invitados distinguidos a quien es nuestro precandidato a la Presidencia”, dijo Vallejo. Además asistieron una decena de gobernadores encabezados por Eruviel Ávila, del Estado de México. “¡Saludos, mi próximo presidente! La CNC te apoya”, le gritaron a Peña. “Hoy comenzamos a escribir las primeras letras de la nueva historia de Michoacán”, concluyó el nuevo mandatario michoacano.

Comentarios