Desarticulan en España red de narcotraficantes integrada por dos mexicanos

jueves, 16 de febrero de 2012
MADRID (apro).- La  guardia civil desmanteló este jueves una célula de narcotraficantes en la que participaban dos mexicanos y que utilizaba este país como trampolín para introducir cocaína a distintos países de europa. Al momento de la detención, la policía aseguró a dicha organización 45 kilos de coca, con la que podrían haberse elaborado 90 mil dosis, y poco más de un millón de euros. La captura de los presuntos narcotraficantes, cuyos nombres se mantuvieron en reserva, se dio en el marco de la operación Nacha-Batidora. Ese operativo se puso en marcha hace poco más de un año, en enero de 2011, luego de descubrir que la coca procedía de México con destino a España y que antes de llegar a su destino pasaba por este país, donde el grupo hacía cortes a la droga y posteriormente ésta seguía su camino hacia otros países europeos. Los distintos equipos antidrogas, de reacción rápida y servicios aéreos de la Guardia Civil fueron desplegados para realizar siete cateos en domicilios de Madrid, Valencia, Tarragona y Guadalajara, donde además de la droga y el dinero asegurado, les confiscaron siete vehículos de lujo provistos de dobles fondos para transportar oculto tanto la droga como el dinero. Se aseguraron también varias balanzas de precisión digitales y diversos útiles empleados en la producción, alteración y corte de la droga, incluido un logotipo con el que marcaban los envoltorios de cocaína. La droga fue asegurada principalmente en Madrid y en Albacete, en la comunidad valenciana. El estupefaciente salía de la Ciudad de México hasta España oculta en el interior de diversa maquinaria. Una vez en España, la cocaína se extraía de su escondite en la maquinaria para su posterior elaboración y corte y se volvía a ocultar de nuevo en la maquinaria para continuar su camino hacia su destino final, Nápoles, Italia. En Italia, la organización utilizaba los mismos escondites dentro de la maquinaria para ocultar el dinero del pago de la droga. las piezas eran devueltas al lugar de origen, simulando haber sufrido una avería para no levantar sospechas. La organización de traficantes integrada por dos mexicanos, tres colombianos, dos españoles, un argentino y un italiano, estaba perfectamente estructurada en una cúpula directiva encargada de la contabilidad y adquisición de la droga, otro grupo se dedicaba a cortar la droga, mientras uno más se ocupaba de distribuirla en el mercado negro. Los detenidos tienen edades que oscilan en los 25 y 48 años de edad, pero sus identidades no fueron reveladas. En otro operativo policial conjunta entre España y Portugal, se anunció la captura de 42 personas en España y Portugal que integraban otra red internacional dedicada al narcotráfico. La operación Fado logró el aseguramiento de 244 kilos de cocaína y desmantelar un laboratorio para la adulteración de la droga. La cocaína, que procedía de Colombia, venía oculta en un cargamento de duraznos en almíbar descubierto en el puerto de Tarragona, en Cataluña, que pretendían introducir al mercado negro de Holanda y Alemania. En la investigación en la que participaron la Guardia Civil, la Policía Nacional, la Agencia Tributaria y la Policía Judiciaria de Portugal, se logró desarticular la organización en la que participaban españoles, colombianos y portugueses.

Comentarios