Huyó de EU por "lavado" y logró ser vocero del exgobernador Eugenio Hernández Flores

jueves, 16 de febrero de 2012
MÉXICO, D.F. (apro).- El director de Comunicación Social de Reynosa, Tamaulipas, Edmundo Lozano Rendón, fue separado de su cargo por ser un prófugo de la justicia estadunidense; además, se le acusa de lavado de dinero y violación a su libertad condicional. Lozano Rendón es señalado por autoridades del condado de Hidalgo, Texas, como una persona fugitiva en un lapso de 18 años, y fue arrestado a principios de este 2012 por alguaciles estadunidenses. Un canal de televisión texano dio a conocer que Lozano Rendón, de 55 años, era buscado por el servicio de Marshals de Estados Unidos por violar las condiciones de sus términos de liberación bajo supervisión federal. Fue acusado en 1990 por un gran jurado en Laredo, Texas, por el delito de “lavado” de dinero. Posteriormente huyó a México en 1994 para evitar cubrir una fianza de 7 mil 500 dólares. Lozano Rendón fue puesto bajo custodia en una casa en Edinburg y actualmente está detenido en la cárcel del condado de Hidalgo en espera del resultado de su caso. No obstante su estatus de prófugo de la justicia estadunidense, Lozano Rendón logró colocarse como director de Relaciones Públicas en 1999, con el entonces alcalde Horacio Garza Garza. Poco tiempo después se incorporó al equipo del exgobernador de Tamaulipas, Eugenio Hernández Flores, como titular de Comunicación estatal, cargo en que se sostuvo por espacio de año y medio. Hernández Flores es uno de los tres exgobernadores priistas señalados en una advertencia de viaje filtrada por error el mes pasado y que dejó al descubierto una investigación en curso por parte de la Procuraduría General de la República (PGR).