Cae exmando militar en Quintana Roo por ligas con "Los Zetas"

viernes, 17 de febrero de 2012
CHETUMAL, Q. Roo (apro).- Elementos de la Subprocuraduría Especializada en Delincuencia Organizada (Siedo) detuvieron en esta ciudad al teniente coronel retirado Manuel Jesús Cícero Salazar, quien hasta diciembre pasado fungió como subsecretario de Seguridad Pública estatal (SSP), por presuntas ligas con “Los Zetas”. El nombre de Cícero Salazar, junto con el de Claudia González López, subdelegada de la PGR en Saltillo, detenida en esa ciudad, figuraba en una lista de funcionarios y policías presuntamente involucrados con esa organización criminal en Coahuila. Cícero Salazar llegó a Quintana Roo en abril de 2011 como parte del equipo de colaboradores que trajo de Coahuila el general retirado Bibiano Villa Castillo al asumir la titularidad de la SSP estatal. Aquí lo nombró subsecretario de Seguridad Pública en la Zona Norte del estado, cuya sede está en Cancún. El 19 de diciembre pasado fue cesado luego de provocar la madrugada del día anterior una trifulca al chocar su auto contra un autobús de transporte de personal del hotel Moon Palace, cuyo operador, Emmanuel Muñoz Salinas, resultó con traumatismo craneoencefálico tras la golpiza que le propinaron los escoltas del jefe policiaco. Cícero Salazar se encontraba en estado de ebriedad y venía acompañado de una bailarina exótica que había sacado del bar “Ejecutivo”. Sus escoltas también la emprendieron a golpes contra el agente de Tránsito, Juan Enrique López Reyes, por lo que al sitio llegaron varias patrullas municipales. La gresca, que fue apaciguada por personal de la Marina y el Ejército, dejó cuatro policías lesionados, tres municipales y uno estatal. En lugar del militar fue designado Salvador Rocha Vargas, quien a su vez fungió como titular de la SSP en el sexenio pasado hasta su encarcelamiento en septiembre de 2009 por presuntos nexos con el narcotráfico, cargos de los que fue absuelto por falta de pruebas en diciembre de 2010. En rueda de prensa a la que convocó horas antes de que se anunciara su despido, Cícero Salazar afirmó que no fue cesado y que él renunció a su cargo ante la falta de respaldo que ha padecido por parte del general retirado Bibiano Villa Castillo, titular de la SSP estatal, para el desempeño de sus funciones. También dijo que se iba de la corporación junto con una veintena de sus colaboradores.

Comentarios