Comparece Miguel Sacal ante el juez y reitera disculpas a la sociedad

viernes, 17 de febrero de 2012
MÉXICO, D.F. (apro).- Vestido con el uniforme reglamentario en color beige, el empresario Miguel Sacal Smeke, quien enfrenta un juicio por lesiones agravadas en contra de un empleado de valet parking, compareció este viernes en la rejilla de prácticas del Juzgado 50 Penal. En el Reclusorio Preventivo Oriente, donde fue encarcelado después de ser detenido por elementos de la Policía de Investigación, Sacal escuchó al juez Eligio Rodríguez Alba, quien le notificó que el expediente fue turnado a su juzgado, luego de la reclasificación de lesiones que hicieron peritos en odontología forense al valet parking Hugo Enrique Vera, por lo que deberá continuar su proceso penal como presunto responsable del delito de lesiones dolosas. En la audiencia, que duró apenas 10 minutos, el empresario textilero, quien en todo momento se cubrió el rostro con una libreta para evitar ser tomado por las cámaras de los medios de información, reiteró sus disculpas a la sociedad, a la comunidad judía y a su familia. La víspera, en una carta enviada a los medios de comunicación, Sacal dijo que enfrentará el juicio como corresponde, pero solicitó a las autoridades un proceso justo y apegado a derecho. “Quiero aprovechar esta carta para ofrecer una sincera disculpa a la sociedad por mis reprobables actos, de los cuales estoy muy arrepentido, y decirles que enfrentaré el proceso judicial como corresponde, sólo pido a las autoridades un proceso justo y apegado a derecho”, decía la misiva. A los miembros de la comunidad judía, de la que es miembro, les dijo: “También quiero disculparme sinceramente con la comunidad a la que pertenezco, por mis lamentables actos que han derivado en ofensas e insultos que no se merecen por ningún motivo”. La mañana de ayer, Adriana Vargas Gaona, abogada de Miguel Sacal Skeme, afirmó que buscará que el empresario reciba la pena mínima por el delito de lesiones dolosas graves que enfrenta, y que podría ir de tres a ocho años. La defensora reconoció que el delito por lesiones dolosas agravadas “no se presta mucho a la defensa”, pero aseguró que buscará que le den la pena mínima, que es de tres años, ya que “es su primer delito”. Sacal fue reaprehendido la tarde del miércoles 15, luego de la nueva valoración pericial practicada al valet parking de la Torre Altus de Bosques de las Lomas, donde residía el empresario, que determinó que las lesiones causadas en junio pasado debían ser clasificadas como graves, pues hubo pérdida total de uno de los miembros dentarios.

Comentarios