Confronta a autoridades homicidio de mujer policía en Monterrey

viernes, 17 de febrero de 2012
MONTERREY, N.L. (apro).- El gobierno de Nuevo León dio a conocer que la agente Martha Ernestina Garza Hernández, quien la víspera fue asesinada en el exterior del Casino Red, había reprobado los exámenes de confianza a principios de año, por lo que debía estar inhabilitada. El ayuntamiento de esta ciudad precisó que Garza Hernández efectivamente fue sometida a las pruebas referidas, pero como la administración estatal no había notificado los resultados al municipio, la uniformada seguía desempeñando sus labores. Garza Hernández fue asesinada ayer aproximadamente a las 18:00 horas, cuando se encontraba en el interior de una patrulla, donde se resguardaba de la lluvia mientras vigilaba el Casino Red –ubicado al poniente de esta ciudad–, mismo que fue clausurado el año pasado, después de que se comprobó que trabajaba sin permiso. Los diferendos entre las autoridades estatales y municipales iniciaron esta tarde, cuando Jorge Domene Zambrano, vocero de Seguridad del estado, informó que Garza Hernández no había acreditado el examen al que fueron sometidos agentes de policía y de tránsito de Monterrey. “Ella sale como no apta, de acuerdo a los estándares que marcan las pruebas, y desgraciadamente ayer es privada de la vida. Se está investigando cuál pudo haber sido el móvil atrás de esta ejecución. Todo muestra que fue directamente contra el vehículo donde ella estaba”, dijo el vocero. Además, cuestionó al municipio por no haber cesado a la agente tras haber reprobado los exámenes que le fueron aplicados. “Los resultados se dan y hay un proceso para proceder a la baja. Habría que preguntarle al alcalde (Fernando Larrazabal) cuál es la condición que ellos tomaron para poder hacer lo que corresponde de acuerdo a la ley”, comentó. Horas más tarde, el ayuntamiento de esta ciudad difundió un boletín en el que aclaró que ni el municipio ni la Secretaría de Policía Preventiva de Monterrey habían sido notificados de la evaluación a la que fueron sometidos 110 policías y 175 tránsitos. “Por lo tanto, la oficial Garza Hernández venía desempeñando su función sin problema legal alguno. Este gobierno municipal estará atento a los resultados que generen los exámenes de control y confianza aplicados por la Procuraduría General de Justicia del estado tanto a elementos de policía como de tránsito, a fin de determinar la situación laboral de cada uno, según sus propios resultados, como lo marca la ley en esta materia”, concluye el texto. En tanto, el alcalde de Monterrey, Fernando Larrazabal, informó que la vigilancia en el exterior del Casino Red continuará como hasta ahora, pues así se lo ha solicitado mediante oficio el agente del Ministerio Público que sigue la investigación, debido a la falta de permisos para que operara el inmueble.

Comentarios