Muere 'El Tatuado', implicado en muerte de estudiantes en Guadalajara

sábado, 18 de febrero de 2012
GUADALAJARA, Jal. (apro).- Diez días después de haberse entregado voluntariamente, Gerardo Flores Gómez, El Tatuado, de 51 años, principal implicado en la muerte de un padre de familia y cuatro estudiantes de la Preparatoria 8 de la Universidad de Guadalajara, falleció esta mañana en el antiguo Hospital Civil de Guadalajara. El Tatuado fue internado el pasado viernes afectado por hepatitis tipo “C”, neumonía e insuficiencia renal, informó la Secretaría de Seguridad Pública de Jalisco. “En la sala chica del Hospital Civil de Guadalajara, Gerardo Flores o Jorge Flores Gómez, estaba a disposición del Juzgado Décimo de lo Penal por los delitos de homicidio e inhumación clandestina y estaba recluido en el dormitorio 14 del Reclusorio Preventivo de Guadalajara desde el 8 de febrero. La dependencia notificó que cerca de las 05:40 horas el detenido sufrió un shock séptico”, confirmó el personal médico. El 7 de febrero El Tatuado decidió entregarse de manera voluntaria y un día después fue trasladado al Reclusorio Metropolitano de Guadalajara, acusado de participar en forma directa en el asesinato de tres de cinco personas que fueron enterradas al interior del edificio de la FEG, un multihomicidio perpetrado el 9 de diciembre de 2011 y descubierto por elementos de la Procuraduría de Justicia de Jalisco los días 13 y 14 de diciembre. Al detenido se le seguía un proceso penal por homicidio e inhumación clandestina, según la resolución del Juzgado Décimo en Material Penal. Sin embargo, en su declaración ante elementos de la Policía Investigadora, Flores Gómez sólo reconoció haber participado en la muerte de dos de los cuatro jóvenes y en haber rematado a uno más. En esa ocasión, el detenido acusó a David Castorena, presidente electo de la FEG, de haber disparado contra Armando Gómez, de 56 años, y su hijo Israel, de 21, en un doble crimen suscitado durante una discusión por el aumento en las cuotas de “uso de piso” que la FEG exigía a comerciantes callejeros que trabajan en la zona de la Normal de Jalisco. En total, se habla de más de 20 implicados en ese caso y de ocho con órdenes de aprehensión, tal como sucede con David Castorena. Otro de los implicados, Gerardo Godoy Solano, El Cihua, quedó preso en el penal de Puente Grande, desde el pasado 2 de febrero, luego de haber aceptado su participación en el múltiple homicidio. También fueron sentenciados tres menores acusados por homicidio calificado, según la resolución de un juez especializado en justicia para adolescentes.  

Comentarios