Asesinan a siete personas en Jalisco

lunes, 20 de febrero de 2012
GUADALAJARA, Jal., (apro).- La medianoche del sábado fueron ejecutadas tres personas en Residencial Loma Blanca. El crimen ocurrió en el cruce de las calles Egipcio y Serbia, derivado de un tiroteo entre hombres armados. El general de la XV Zona Militar Gilberto Hernández Andreu informó hoy que se investiga si los fallecidos eran exmilitares que se habían retirado del servicio desde hace varios años. "Al parecer ellos son militares retirados, estamos viendo (esa posibilidad), ellos estaban adentro de la finca y en 1996 ó 1999  (fue cuando) se retiraron”. Los militares aseguraron una camioneta negra tipo pick up, a bordo de la cual se ubicó a la primera víctima,  y junto a ella, en el asiento de la unidad se localizó una pistola. Otros dos cuerpos fueron descubiertos al interior de una casa habitación que se encontraba con las puertas abiertas y las luces encendidas. En ese domicilio las autoridades estatales decomisaron un rifle AK 47 y otra pistola. Trascendió que los cuerpos de los fallecidos podrían corresponder a Mario Miguel Ibarrola García, Ruperto Maceda Pacheco y Jesús Jiménez Padilla, aunque los peritajes del Instituto Jalisciense de Ciencias Forenses y las investigaciones de la Procuraduría General de Justicia de Jalisco serán determinantes para confirmar si esa versión es correcta. En el lugar del enfrentamiento fue retenido un joven que llegó por su propia voluntad a lugar del triple homicidio, e búsqueda de una persona supuestamente detenida. En otro hecho, en Hacienda del Real, del municipio de Tlaquepaque, elementos de la Policía Municipal ubicaron una casa de seguridad en donde cinco plagiarios mantenían privado de su libertad a un hombre que fue asesinado a golpes por sus captores. Al arribo de los policías, los secuestradores pretendieron poner resistencia y desataron una primera balacera que terminó con la captura de cuatro de los delincuentes, después de que se les acabaron las balas para confrontar a los uniformados. Una segunda confrontación se suscitó cuando uno de los delincuentes logró salir de la finca asegurada e ingresó a una vivienda para refugiarse en un baño y desde ahí recibió a balazos a los agentes de seguridad, quienes al repeler la agresión provocaron graves heridas contra el secuestrador. Finalmente, el presunto delincuente falleció cuando era atendido en un puesto de socorros de la Cruz Roja. En un tercer hecho de sangre, un conductor del transporte público fue asesinado el pasado sábado, cuando dos sujeto desconocidos le hicieron la parada y posteriormente dispararon contra el chofer de la ruta 380. El hecho ocurrió por el rumbo de la carretera a Chapala, cerca del poblado de San Martín de Las Flores (Tlaquepaque). El atentado, según los criminales, es una respuesta a las muertes provocadas por los conductores del transporte urbano contra los ciudadanos. Los agresores dejaron abandonado un mensaje -escrito sobre una cartulina de color verde- en donde se advertía sobre esa especie de venganza. El hecho se registró luego de que el pasado viernes una unidad del servicio público atropelló  y dio muerte a una menor de edad que trabajaba como “malabarista” en uno de los cruceros de la zona metropolitana. Días antes, el pasado 11 de febrero otro chofer del transporte urbano fue ejecutado por sujetos desconocidos, que dejaron otro letrero similar y en donde aseguraban que por cada víctima del transporte público que muriera, ellos matarían a dos choferes. En otro asunto, durante los primeros minutos del sábado una agresión contra policías de Zapotlanejo y elementos de la Secretaría de Seguridad Pública dejó como saldo la muerte de un presunto delincuente y captura de cuatro de sus cómplices, en un hecho relacionado con el intento de robo de combustible de los ductos de Petróleos Mexicanos en el citado municipio.