Narcolaboratorios desplazan cultivos de mariguana y coca: PGR

lunes, 20 de febrero de 2012
MÉXICO, D.F. (apro).-Los laboratorios clandestinos para la elaboración de drogas sintéticas han empezado a desplazar los cultivos de mariguana y amapola e incluso la adquisición de cocaína, aseguró la procuradora general de la República, Marisela Morales Ibáñez. En lo que va de la administración del presidente Felipe Calderón, dijo, se han desmantelado 712 narcolaboratorios, mil 200% más que en 2003, cuando empezaron a surgir. “En las últimas fechas, los descubrimientos de esos centros de elaboración conducen a concluir que se está industrializando el proceso de fabricación” de drogas sintéticas, reveló la funcionaria federal. Morales Ibáñez detalló que de los 712 laboratorios clandestinos asegurados, 592 fueron descubiertos y destruidos en la región centro del Pacífico mexicano, donde domina el cártel liderado por Joaquín El Chapo Guzmán. Al encabezar en esta ciudad la inauguración del Programa Intersecretarial de Capacitación para el Aseguramiento y Procesamiento de Laboratorios Clandestinos y ante funcionarios de la Sedena, la Semar, la SSP, la Cofepris y de la embajada de Estados Unidos en México, la funcionaria federal aseguró que “la elaboración de drogas sintéticas ha empezado a desplazar al cultivo de mariguana y amapola entre las organizaciones criminales, e incluso la adquisición de cocaína”. Esa innovación afecta gravemente la salud pública por el incremento en los niveles de consumo de droga, dijo. Además, genera un impacto económico mayor, pues las ganancias que producen “se elevan a varios millones de dólares y terminan en manos criminales”. Lo anterior sin mencionar el severo daño que causan al ambiente y el riesgo que detonan al entorno social donde se encuentran los laboratorios, pues funcionan “sin las más elementales medidas de seguridad”. Al principio, abundó, la producción se realizaba principalmente en sitios con un bajo perfil tecnológico y sin personal especializado en el manejo y uso de sustancias químicas. Sin embargo, dijo, los descubrimientos recientes demuestran que estos centros de fabricación de drogas sintéticas se están industrializando. La funcionaria señaló que los efectos del consumo de las drogas sintéticas “son funestos para los seres humanos, por ello estamos haciendo un frente común que combate este fenómeno por completo”. Ante Laura Dogu, ministra consejera de la embajada de Estados Unidos, y Joseph Evans, director regional de la DEA, Morales Ibáñez insistió en la necesidad de hacer un frente común entre México y Estados Unidos para combatir al crimen organizado. “Sólo con unidad de esfuerzos en el combate a la delincuencia es como vamos a lograr someter a los criminales y a los delincuentes, nunca y en ningún momento, han sido, y no pueden llegar a ser los delincuentes, más fuertes que Estado alguno”, sostuvo. Destacó que el Programa de Capacitación para el Aseguramiento y Procesamiento de Laboratorios Clandestinos representa esa unidad de esfuerzos y es parte de las estrategias del gobierno federal para combatir “de forma frontal, con profesionalismo, el fenómeno de la criminalidad”. El programa establece la conformación de grupos de especialistas que generen protocolos de actuación y garanticen que la información que se obtenga resulte científicamente válida y judicialmente útil, cuando localicen un laboratorio clandestino. Entre los cursos que tomará el personal especializado está el de fundamentos básicos de química, medidas preventivas de sanidad ambiental y personal de los que intervienen en esos procesos; procedimientos de muestreo de sustancias; fijación del lugar y evidencias; conocimiento de los aspectos legales y responsabilidades derivadas del desmantelamiento laboratorios clandestinos. En la inauguración también estuvieron presentes el vicealmirante Luis Gerardo Alcalá Ferraes, subjefe operativo del Estado Mayor; Juan Carlos Guel López, coordinador para la Prevención de Delitos Electrónicos de la Policía Federal, y Cuitláhuac Salinas Martínez, subprocurador de Investigación Especializada en Delincuencia Organizada (SIEDO), entre otros funcionarios del gobierno mexicano y la embajada estadunidense.

Comentarios