Pacto petrolero México-EU, requiere tratado: Francisco Rojas

martes, 21 de febrero de 2012
MÉXICO, D.F. (apro).- El exdirector de Petróleos Mexicanos (Pemex), Francisco Rojas Gutiérrez, afirmó que el gobierno del presidente Felipe Calderón está obligado a firmar tratados internacionales para concretar el acuerdo que signó ayer con Estados Unidos para la extracción fronteriza de hidrocarburos entre ambos países. Con el presidente Felipe Calderón como testigo, la secretaria de Relaciones Exteriores, Patricia Espinosa, y la secretaria de Estado estadunidense, Hillary Clinton, suscribieron la víspera un acuerdo que pretende asegurar jurídicamente los hidrocarburos de los yacimientos transfronterizos en el Golfo de México, evitar la explotación unilateral y fortalecer la seguridad energética de la región. Rojas Gutiérrez, conocedor de las entrañas de Pemex, consideró que la firma es positiva, pero recordó que el gobierno de Estados Unidos no firma tratados internacionales para esos efectos, sino órdenes ejecutivas. Dichas órdenes, apuntó, deben ser avaladas por el Senado estadunidense y la Cámara de Representantes, por lo que de antemano advirtió que el proceso resultará “complicado y tortuoso”. El también líder de la bancada del PRI en la Cámara de Diputados añadió que existen múltiples interrogantes y dudas en torno del contenido del pacto sobre yacimientos transfronterizos. Además, dijo, el gobierno de Texas tendrá que avalar el acuerdo porque existe desconfianza entre su población y sus políticos, debido a que en la región donde se explotarían los pozos petroleros fue donde ocurrió el desastre ecológico provocado por la British Petroleum. “En esa zona donde las corrientes marítimas se dirigen hacia la costa texana se operarían lo pozos transfronterizos, y cualquier estupidez en las labores de perforación colocarán en riesgo a la población y el entorno ecológico”, sostuvo. Rojas Gutiérrez señaló que otra de las interrogantes sobre el acuerdo firmado entre México y Estados Unidos es que aún no se sabe si Pemex, alguna empresa estadunidense o una tercera realizarán las labores de perforación, extracción y explotación. “Persiste una gran cantidad de incógnitas que se tendrán que desentrañar para, sobre todo, no afectar la soberanía nacional”, advirtió. Ayer, durante la firma del acuerdo, Calderón afirmó que éste servirá para aprovechar recursos energéticos de manera más eficiente y que ahora están subutilizados por no explotar los yacimientos transfronterizos. Confió en que se maximice la explotación de hidrocarburos, se fortalezca la seguridad energética y aumenten los ingresos públicos a través de Pemex. Según el Ejecutivo, con la firma del acuerdo se terminará el viejo temor de que el petróleo de México sea extraído unilateralmente desde el otro lado de la frontera, el llamado “efecto popote”. De esta manera, añadió, cualquier yacimiento conjunto se explotará conjuntamente y las ganancias se distribuirán equitativamente.