Traslado de reo provocó fuga y riña en Apodaca: PGR

miércoles, 22 de febrero de 2012
MÉXICO, D.F., (apro).- La Procuraduría General de la República (PGR) reveló hoy antes de que se produjera la fuga de 30 zetas y se desatara una batalla campal en el penal de Apodaca, en la que perdieron la vida 44 internos del penal de Apodaca, tres presuntos líderes de Los Zetas iban a ser trasladados al penal federal de Puente Grande, Jalisco, entre ellos Marco de León Quiroga y/o José Andrés Míreles Quiroz , El Gordo  o El Comandante Chabelo, jefe de plaza en la ciudad de Monterrey, Nuevo León. En las instalaciones de la Subprocuraduría de Investigación Especializada en Delincuencia Organizada (Siedo), Victoria Pacheco, subprocuradora de Control Regional, Procedimientos Penales y Amparos, informó lo anterior y añadió el lunes 20, horas antes de que se consumara el traslado de León Quiroga y sus cómplices Mario Andrés Alcorta Ríos El Junior, y Jorge Francisco Gámiz Vega El Extraño, autoridades del gobierno estatal les notificaron que en ese momento “se presentaba un motín” en el interior de la prisión, lo que, dijo, impidió que se concretara la operación. La funcionaria añadió que el juzgado tercero de distrito con sede en Nuevo León inició un procedimiento penal por los delitos de portación de arma de fuego reservadas para uso exclusivo del Ejército, posesión de cartuchos y contra la salud en contra de los tres presuntos integrantes de Los Zetas. El pasado lunes 20, sin embargo, prosiguió, el dicho juez declinó “la competencia a favor de cualquiera de los jueces de distrito donde exista un centro federal de readaptación social, bajo el argumento de que carece de competencia para seguir conociendo de los hechos materia de la formal prisión y una orden de aprensión por el delito de delincuencia organizada”. Por esa razón, indicó Victoria Pacheco, pidió a la PGR que “a través de sus auxiliares directos o indirectos llevara a cabo el traslado de los procesados a una prisión de máxima seguridad”. Amparados en el mandamiento judicial, el mismo lunes 20 el Ministerio Público federal “estableció enlaces de coordinación con las autoridades del gobierno de Nuevo León que tienen bajo su responsabilidad el centro de reinserción de Apodaca, Nuevo León. Sin embargo, dijo, no se consiguió el traslado de dichos reos debido a que la PGR fue informada que se presentaba un motín al interior del penal”. Fue hasta ayer que al filo de las 19:00 se realizó el traslado de Marco de León Quiroga y sus dos cómplices a la prisión de máxima seguridad de Puente Grande, en Jalisco. En este acto supuestamente estaría presente el subsecretario del Sistema Penitenciario Federal, Patricio Patiño, pero sin explicación de por medio únicamente envió como su representante a un vocero de la Secretaría de Seguridad Pública Federal.  

Comentarios