Recupera Mario Villanueva los bienes que le aseguró la PGR

martes, 7 de febrero de 2012
CANCUN, Q. Roo (apro).- Para finiquitar el proceso penal que se le siguió en México por delincuencia organizada, el cual concluyó en 2010 con su exoneración, el exgobernador Mario Villanueva Madrid, quien es juzgado actualmente en Estados Unidos por los mismos delitos, recuperó los bienes que le incautó hace 12 años la Procuraduría General de la República (PGR). Niza Puerto, vocera del exmandatario, aseguró que luego de que Villanueva fue exonerado de los delitos que se le imputaban, el Segundo Tribunal Unitario del Estado de México ordenó devolverle todas las propiedades que le fueron aseguradas, pues se demostró que no los adquirió con dinero ilícito. Añadió que el procedimiento para la recuperación de esos bienes concluyó el 29 de enero pasado y le fueron entregados todos los bienes a su esposa, Isabel Tenorio, quien es su apoderada legal. Comentó que los bienes devueltos son los ranchos “El Mostrenco”, en Chetumal, donde habitaba el exgobernador, y “Hopelchén”, ubicado en el municipio campechano del mismo nombre. También el edificio de la panificadora Insurgentes, ubicada en la avenida del mismo nombre y una casa en la colonia Campestre, ambos predios en Chetumal; y sendas propiedades más, una en Cancún y otra en la capital del país, además de que le fueron liberadas sus cuentas bancarias. Villanueva Madrid fue procesado en México por los delitos de lavado de dinero, asociación delictuosa y delincuencia organizada, de los que fue exculpado y liberado el 21 de junio del 2007, empero ese mismo día fue reaprehendido ante la petición de extradición formal que presentó en su contra el gobierno de Estados Unidos. En 2010, después de habérsele negado los amparos para impedir su extradición, fue puesto a disposición de las autoridades judiciales estadunidenses que radicaron su juicio en una corte federal de Manhattan, en Nueva York, donde actualmente es juzgado por conspiración y asociación ilícita para la importación, distribución de cocaína y conspirar para lavar las ganancias de narcóticos, así como 13 cargos por separado adicional de lavado de dinero. El juicio ha sido pospuesto en tres ocasiones para permitir la defensa del exgobernador la traducción al español de los expedientes. Sin embargo, se espera que las audiencias se reanuden a más tardar en marzo.