Repunte de violencia deja veinte ejecutados

martes, 7 de febrero de 2012
MÉXICO, D.F. (apro).- En las últimas horas una veintena de personas perdieron la vida en siete entidades del país, en hechos presuntamente vinculados al crimen organizado. En Chihuahua, un grupo armado ultimó a balazos al coordinador operativo de la policía municipal, Jorge Ortega Portillo. Según reportes del vocero de la corporación, desconocidos emboscaron al jefe policiaco cuando salía de su vivienda ubicada en la colonia Cerro de la Cruz, en el extremo sur de la ciudad. En Coahuila, fue reportado el hallazgo del cadáver de un hombre encobijado la madrugada de este martes en la calzada Metalúrgica y calle Comonfort, a poca distancia de la planta de la compañía Met-Mex Peñoles. Fue cerca del puente a desnivel de la colonia Luis Echeverría donde se encontró el cuerpo no identificado de un hombre con un disparo en la nuca, atado de pies con un mecate color amarillo y envuelto en un cobertor. En otro hecho, un hombre fue acribillado en el interior de su camioneta en el sector residencial Los Pinos, al norte de la ciudad de Saltillo. La unidad es una GMC Sierra, cuatro puertas, color negro. En el lugar de los hechos se encontraron al menos 30 casquillos percutidos, la víctima presentaba impactos de bala en varias partes del cuerpo, tenía entre 30 y 35 años, dijeron fuentes cercanas a la Fiscalía General del Estado (FGE). En Durango, autoridades estatales localizaron, por tercer día consecutivo, tres cabezas humanas en el Parque Industrial de Gómez Palacio; éstas fueron colocadas en hieleras que presuntos sicarios abandonaron sobre la banqueta, junto con mensajes que no fueron difundidos Este día, además, un grupo armado ingresó a un motel de la calle Juan E. García, en el barrio de Analco, y asesinó a un hombre que se registró con el nombre de Juan Carlos García. En Nuevo León, una persona murió y por lo menos cuatro resultaron heridas durante el ataque simultáneo a balazos a dos bares abiertos de la avenida Garza Sada, esta noche al sur de Monterrey. Por otra parte, un guardia que se encontraba en el estacionamiento de un centro comercial de Monterrey fue asesinado a balazos esta tarde por desconocidos que le dispararon desde un coche en movimiento. La víctima recibió siete impactos de bala a un costado de la entrada Galerías Monterrey, sobre la avenida Pablo González. Por la mañana, en la colonia Mitras Poniente, en el municipio de García, fue asesinado a tiros un hombre que comía tacos en un puesto callejero ubicado sobre la avenida Mitras. A las 9:00, el hombre identificado como Alan Walter García Arriaga, de 26 años, había llegado en su camioneta Jeep Liberty, y cuando comía fue atacado por un hombre que llegó caminando y que le disparó en la cabeza con un arma corta. A la misma hora, pero en Guadalupe, un hombre fue “cazado” a balazos cuando se desplazaba en un Jetta rojo que circulaba por calles de la colonia Eduardo Caballero. La víctima buscaba eludir a los tripulantes de dos coches que le disparaban hasta que lo acribillaron en el cruce de José Martínez y avenida México. En el mismo municipio, en horas de la madrugada, fue encontrado muerto a balazos un joven de unos 20 años que yacía a un lado de la carretera de Apodaca a Juárez, a la altura de la colonia Bello Amanecer. El hombre no portaba documentos de identidad. Por otra parte, grupos armados privaron de la vida a cuatro hombres en el municipio metropolitano de Guadalupe, informaron autoridades policíacas. En la colonia Tres Caminos, en el cruce de las calles Jacaranda y Mimosa, dos hombres identificados como Roberto García Moreno, de 26 años, y José Francisco García Álvarez, de 25, murieron acribillados anoche luego de recibir impactos de armas AK-47. Las víctimas estaban platicando con una joven, quien minutos antes del ataque fue a buscar a uno de los fallecidos y al ver llegar un vehículo Tsuru con los agresores, se retiró rápidamente del sitio. Efectivos de la Agencia Estatal de Investigaciones (AEI) detuvieron a la mujer para ser investigada en torno al homicidio de los jóvenes, que de acuerdo con vecinos del sector se dedicaban a la venta de droga. Por otra parte, en la colonia Bello Amanecer de Guadalupe un hombre de entre 25 y 30 años fue ejecutado de un balazo en la cabeza y su cuerpo se localizó sobre la carretera Juárez-Apodaca. Agentes municipales y estatales arribaron al sitio tras el reporte de vecinos, sin que se informaran datos de los homicidas, quienes dejaron un mensaje escrito en una cartulina. Asimismo, otro joven de unos 20 años fue acribillado cuando circulaba a bordo de un automóvil, en el cruce de la calle Piedras Negras y la avenida México de la colonia Héctor Caballero, en los límites con el municipio de Apodaca. El desconocido transitaba en un vehículo color rojo con placas de circulación SNP-3185, el cual tras el ataque se impactó contra un camión de mudanzas y un poste de alumbrado público. Policías estatales y militares arribaron al sitio del ataque, mientras se recolectaban evidencias y se trasladaba el cuerpo al anfiteatro del Hospital Universitario. En Zacatecas, policías federales se enfrentaron con presuntos delincuentes, dejando como saldo un presunto integrante del crimen organizado muerto. En un comunicado, el gobierno estatal confirmó este hecho delictivo ocurrido cerca de la medianoche del martes en la colonia Villas de Guadalupe, en ese municipio aledaño a la capital, cuando fuerzas federales realizaban un recorrido de vigilancia y seguridad en la zona. En el Distrito Federal, autoridades policiales reportaron el hallazgo de dos hombres muertos con heridas de arma de fuego, en la calles Travista, esquina con Lucas Morencio, en la colonia Miguel Hidalgo, de la delegación Tláhuac. Una de las víctimas fue identificada como Eduardo L, de 26 años, quien estaba en el asiento del conductor de una camioneta con una herida de bala con entrada y salida en la cabeza. El vehículo tenía disparos en la carrocería. El segundo cadáver lo encontraron a metro y medio de distancia de la camioneta, informó la Procuraduría General de Justicia del Distrito Federal (PGJDF). Johan A, de 36 años, recibió varios impactos de bala en el cuerpo; en la zona estaba una pistola calibre 38 milímetros con cuatro cartuchos útiles. Y en los Reyes La Paz, en el Estado de México, un comando ingresó al bar El Farolito, donde atacó a parroquianos y empleados, informó la Secretaría de Seguridad Ciudadana (SSC). En el lugar falleció una persona y un número indeterminado de heridos. De acuerdo con información obtenida por la dependencia, la agresión ocurrió poco después de las tres de la mañana; sin embargo, la policía fue notificada hasta las 7:00 de este martes.

Comentarios