Caen 10 "zetas" vinculados con matanza en bar de Nuevo León

jueves, 9 de febrero de 2012
MONTERREY, N.L. (apro).- La Procuraduría General de Justicia del Estado (PGJE) presentó a 10 personas como presuntas responsables de por lo menos 30 homicidios en esta capital, en ocho de los cuales las víctimas eran mujeres Entre los detenidos se encuentra Jesús Alejandro Solorio Guel, El Alex, de 36 años, supuesto jefe de plaza de “Los Zetas” en Monterrey, quien perpetró con sus cómplices el homicidio de 11 personas que previamente “levantaron” del bar La Eternidad el pasado 26 de enero, en el centro de la ciudad. A todos los asesinaron por encontrarlos en el interior del antro consumiendo droga de un grupo rival de la delincuencia organizada. Esa noche “fusilaron” a ocho en calles del centro, ejecutaron a una mujer en un estacionamiento cercano al bar y a otras dos en una colonia del norte de Monterrey. El vocero de Seguridad estatal, Jorge Domene Zambrano, y el procurador Adrián de la Garza Santos presentaron a la célula criminal que –detallaron– operaba en el centro de Monterrey y, ocasionalmente, se coordinaba con otro grupo del norte de esta capital para cometer ilícitos. Además de El Alex fueron presentados Francisco Javier García Martínez, de 30 años, El Hotchos; Osvaldo Antonio Pérez Lara, de 19, El Valdo; Dórigan Vázquez Blas, de 29; Marcos Adrián Castillo Peña, de 30; Édgar Guadalupe Castillo Flores, de 37; Mateo Moreno González, de 41; William Eduardo Ramírez Cantú, de 21; Mario Alberto Martínez Hernández, El Gordo, de 25, y Omar Salazar Vázquez, de 18. Todos ellos se encuentran arraigados y sujetos a investigación. Domene informó que las capturas iniciaron el 3 de febrero, cuando detuvieron a tres integrantes de la banda en la colonia Tabachines, y dos días después detuvieron a siete sicarios más en la colonia Fomerrey 110. Los homicidios conocidos hasta ahora fueron perpetrados desde el año pasado. Uno de los presuntos narcotraficantes confesó que secuestró a cinco personas también por consumir droga de un grupo rival y, posteriormente, las mató en calles de la colonia Obispado, al poniente de Monterrey, el 13 de diciembre pasado. Los integrantes del grupo de “Los Zetas” revelaron que el 27 de noviembre mataron a una persona en Pino Suárez y Colón y ese mismo día a otra en las calles Diego de Montemayor y Espinosa, las dos en el centro de la ciudad; luego el 23 de noviembre secuestraron a una mujer en privada Del Llano y Rayón, y después la asesinaron. También ejecutaron a otra mujer frente a un Starbucks de la avenida Constitución, el 20 de noviembre anterior. En Villagrán y Tapia, en el centro de Monterrey, ejecutaron a un hombre el 7 de noviembre de 2011. También asesinaron a otra mujer en la calle América y Padre Mier, el 24 de mayo del 2011; en Carvajal y de la Cueva, el 7 de agosto, confesaron una ejecución más, y ese mismo día privaron de la vida a otra mujer en Colón y Mártires de Chicago. El 31 de diciembre anterior participaron en el asesinato de otra mujer en Madero y Nueva Rosita, en la colonia Madero, y el 15 de enero de este año perpetraron el homicidio de un sujeto en Privada Rhin, frente a una notaría de Monterrey. Antes, el 1 de diciembre, en Washington y Rayón de esta ciudad, ejecutaron a un hombre. Los arraigados también están relacionados con la muerte de dos jóvenes mujeres, a quienes privaron de su libertad y posteriormente asesinan en la colonia Fomerrey 6, después de sustraerlas del bar La Eternidad, el pasado 26 de enero. Semanas antes, el 19 de diciembre pasado, en la calle Julio Roca entre las calles Lira y Marco de la colonia Fomerrey 23, ejecutaron a una persona que hasta el momento no ha podido ser identificada. Una más, tampoco identificada, fue abatida por los mismos sujetos el 4 de enero anterior en las calles Huasteca y Coyoacán, de la colonia Unidad Modelo, en Monterrey. Finalmente, el 23 de enero, en las calles Francisco Pérez Ríos y Félix Yáñez, de la colonia Valle de Santa Lucía de esta ciudad, ejecutaron a dos personas más. Domene precisó que los crímenes están ligados al tema de la droga. “Todos estos homicidios tienen como connotación general el tema del consumo de drogas del narcomenudeo y que tienen relación, según versiones, de gente que consumía droga que no fuera de esta banda delincuencial y ordenaban ejecutarlos, privarlos de la vida”. A los presuntos “zetas” se les encontró en poder de un arma larga, un arma corta, cuatro vehículos, 449 dosis de cocaína en polvo, 448 dosis de cocaína en piedra, aparatos Nextel y celulares, dos rollos de cinta canela y dos tablas de tortura. Uno de los detenidos confesó que vendía droga en el bar La Paloma, de Garza Sada, establecimiento que el martes por la noche fue rafagueado por desconocidos, con saldo de un muerto y cuatro heridos de bala. Sin embargo, Domene dijo que no está confirmado que el presentado hubiera participado en la agresión.

Comentarios