Demandan que se brinde seguridad a la activista Norma Andrade

jueves, 9 de febrero de 2012
MÉXICO, D.F. (apro).- El presidente de la Comisión de Derechos Humanos del Distrito Federal (CDHDF), Luis González Plascencia, exhortó a los gobiernos federal y de Chihuahua a asumir su responsabilidad y brindar seguridad a la activista Norma Andrade, además de esclarecer el atentado del que fue víctima la semana pasada en esta ciudad. En conferencia de prensa, el ómbudsman capitalino informó que la CDHDF supervisa que tanto la Procuraduría General de Justicia capitalina como la Secretaría de Seguridad Pública (SSP) federal coadyuven en la vigilancia de la fundadora de la organización Nuestras Hijas de Regreso a Casa, con sede en Ciudad Juárez, Chihuahua. Andrade se vio obligada a emigrar de Chihuahua, luego de haber sufrido un atentado que la puso al borde de la muerte. El pasado viernes 3, en esta ciudad, la activista volvió a ser víctima de un ataque en su propio domicilio, ubicado en la colonia Culhuacán, delegación Coyoacán. Luego de presentar una iniciativa encaminada a abatir la sobrepoblación en las cárceles de esta capital, González Plascencia recordó que “es una obligación, tanto del estado de Chihuahua como de la Federación, brindar la protección” ordenada por la Comisión Interamericana de Derechos Humanos (CIDH) a Norma Andrade. Al resaltar que la CDHDF tiene contacto con la activista “indirectamente, por razones de seguridad”, el ómbudsman insistió en que el atentado en su contra “es una muestra de que no se cumplió con la obligación que se tenía y que pudo haberle costado la vida a una persona”. Contrario a lo señalado por la Procuraduría General de la República (PGR), que rechazó atraer la investigación del ataque contra la defensora, en virtud de que –argumentó– se trató de un delito del  fuero común, González Plascencia resaltó que el caso debe ser abordado de forma distinta. El intento de homicidio, agregó, “tiene una connotación especial. Yo creo que la obligación del Ministerio Público en este caso sería la de descartar que se trató de un delito que se cometió en razón de su condición de defensora. Sólo en ese caso podría tratarse de un delito del fuero común”. El presidente de la CDHDF lamentó que Andrade busque salir de México por el peligro que corre y ante la falta de actuación de las autoridades federales y estatales para protegerla. El autoexilio de Andrade –apuntó– “es una decisión que le toca a ella tomar. Es lamentable que tenga que suceder así, pero es un recurso, de ser necesario, por su propia seguridad”. De tener que recurrir al extremo de abandonar el país, añadió, “me parece que el mensaje no es bueno”.

Comentarios