Dice López Obrador que perseguirá a 'El Chapo'

miércoles, 14 de marzo de 2012
MÉXICO, D.F. (apro).- El aspirante presidencial de la coalición Movimiento Progresista, Andrés Manuel López Obrador, aseguró que si gana los comicios del próximo 1 de julio perseguirá a narcotraficantes de la talla de Joaquín El Chapo Guzmán, aunque aclaró que ese cometido no será la base para terminar con la violencia e inseguridad que imperan en el país desde que Felipe Calderón le declaró la guerra al crimen organizado. “Desde luego que se perseguirá a gente como El Chapo, pero el objetivo principal es atender las causas de la inseguridad y la violencia, que son la falta de empleo y la corrupción”, dijo. No obstante,  rechazó el autoritarismo en la aplicación de justicia, y aseguró que la población se convencerá de que la violencia no se combate con más violencia. En conferencia de prensa, luego de participar en el foro temático sobre seguridad pública y procuración de justicia, donde estuvo acompañado del exprocurador capitalino Bernardo Bátiz, López Obrador lanzó: “Vamos a parar la guerra”. Después de criticar la estrategia del gobierno federal panista para acabar con la delincuencia organizada, el tabasqueño propuso una política distinta, pero sin duda alguna, subrayó, “habrá procuración de justicia”. Para esto, dijo, es necesario “no pensar en personajes, sino en combatir la corrupción”, y esa será la característica del nuevo gobierno, apuntó. Luego de afirmar que ningún ser humano es malo por naturaleza, sino que son sus circunstancias las que transforman su forma de vida, el exjefe de Gobierno capitalino destacó la necesidad de privilegiar la creación de empleos y otorgar oportunidades de desarrollo a los jóvenes para garantizar la seguridad en la nación, “porque el sector juvenil es el más dañado por el crimen organizado, ya que al no tener trabajo ni estudios, se les ve orillados a migrar a Estados Unidos o aceptar ser empleados de la mafia”, puntualizó. Añadió: “No vamos a ser enemigos de otros mexicanos. Vamos a procurar que las víctimas se puedan reincorporar a la sociedad”. Reiteró que igual que lo hizo cuando fue jefe de Gobierno del Distrito Federal, integrará un gabinete de seguridad donde se ejerza la transparencia. Insistió que dando oportunidades a los jóvenes y combatiendo la corrupción “se podrá serenar al país” para que no se repitan casos como el de la francesa Florence Cassez, cuyo expediente es actualmente debatido por la Suprema Corte de Justicia de la Nación (SCJN). “Para que no estemos en una situación bochornosa, debe haber autoridad moral. Si tienen secuestradas a las instituciones en beneficio de minorías, cuando se rescate al Estado las cosas van a mejorar. No queremos venganza, queremos justicia. Es el propósito que tenemos”, destacó. López Obrador comentó que su estrategia es, ante todo, “predicar con el ejemplo”, porque si en la Presidencia de la República se aplica la honestidad, ésta se reflejará en el gobierno. “Y si hay tranquilidad, habrá orden”, sentenció. Por su parte, Bernardo Bátiz aseguró que durante su eventual gestión como titular de la Procuraduría General de la República, en caso de que López Obrador gane las elecciones, “no habrá michoacanazos”. El reto será que las averiguaciones y expedientes estén sólidos y el punto clave sea el cuidado en la protección de los derechos humanos, sostuvo. El exprocurador capitalino se comprometió a “parar una guerra que genera enemigos” sin sentido y aplicar la ley “con sentido humano”. De no aplicarse de esta manera, previó, habrá mayor costo social. Agregó: “La procuración de justicia con sentido humano debe sustituir el concepto de guerra”.  

Comentarios