Desde el Zócalo, maestros repudian a Gordillo y rechazan evaluación

jueves, 15 de marzo de 2012
MÉXICO, D.F. (apro).- Miles de profesores provenientes de una decena de estados realizaron una marcha por diversos puntos de la ciudad que confluyó en el Zócalo, donde iniciaron un plantón de dos días en repudio al liderazgo de Elba Esther Gordillo, en demanda de mayor presupuesto, en defensa de la educación pública y en rechazo al Acuerdo por la Calidad de la Educación (ACE) que suscribió la lideresa magisterial con el gobierno federal para evaluar a los maestros anualmente antes de asignarles plaza. Francisco Bravo, de la Coordinadora Nacional de Trabajadores de la Educación (CNTE), dijo en entrevista que la manifestación –en la que participaron más de 40 mil profesores disidentes– se efectuó para expresar una vez más su rechazo al “caciquismo” de Elba Esther  Gordillo y exigirle al gobierno federal que no le ratifique su toma de nota como sindicato oficial de los maestros, prevista para el 23 de marzo. El profesor Bravo, integrante de la Sección 9 del Sindicato Nacional de Trabajadores de la Educación (SNTE), precisó que las marchas forman parte de un programa de movilizaciones del magisterio disidente que rechaza los acuerdos que firmó Gordillo con el gobierno de Felipe Calderón para establecer criterios de evaluación que no mejoran la calidad educativa, sino que van en contra de los derechos de los maestros de todo el país. Explicó que permanecerán dos días en la Plaza de la Constitución, durante los cuales realizarán manifestaciones ante las secretarías de Educación Pública y de Gobernación para que atiendan las demandas del magisterio disidente, entre ellas la desaparición del ACE. Insistió en la demanda al Tribunal Federal de Conciliación y Arbitraje para que no se le entregue la toma de nota al Comité Ejecutivo Nacional del SNTE, encabezado por Elba Esther Gordillo, ya que existen 24 sindicatos –con 450 mil agremiados, la tercera parte del total del sindicato oficial–, que se han declarado independientes en todo el país. Desde muy temprano los trabajadores de la educación entraron a la Ciudad de México por tres puntos diferentes provocando problemas de tránsito. El gobierno capitalino desplegó 10 mil policías desde temprano para evitar conflictos. Hasta la noche no se reportaron incidentes. Los maestros disidentes marcharon durante tres horas seguidas para concentrarse en el Zócalo y desde ahí movilizarse a la Secretaría de Gobernación. Los organizadores estimaban que participaron cerca de 100 mil, pero de acuerdo con estimaciones extraoficiales, fueron  poco más de 40 mil. A través de un comunicado la Secretaría de Educación Pública (SEP) informó que el número de escuelas que suspendieron sus actividades por causa de la marcha en la capital del país fueron 18 en paro total y 166 en paro parcial. Los contingentes más numerosos son de Oaxaca, Veracruz, Distrito Federal, Morelos, Guerrero, Tlaxcala y Chiapas.

Comentarios