En pleno conflicto magisterial, llega José Ángel Córdova a la SEP

viernes, 16 de marzo de 2012
MÉXICO, D.F. (apro).- El presidente Felipe Calderón designó hoy a José Ángel Córdova Villalobos como secretario de Educación, en relevo de Alonso Lujambio Irazábal, quien dejó el cargo para atenderse de un cáncer. Córdova, quien fue secretario de Salud hasta el 9 de septiembre de 2011, intentó ser candidato a gobernador de Guanajuato y senador por el mismo estado, pero sus esfuerzos resultaron insuficientes, de manera que terminó en escarceos con el PRI. Conocida su cercanía con el candidato priista Enrique Peña Nieto, José Ángel Córdova será quien ocupe durante los ocho meses que le restan a la actual administración la Secretaría de Educación Pública (SEP) y ocurre justo cuando los profesores, afiliados a la Coordinadora Nacional de Trabajadores de la Educación (CNTE), realizan una movilización en la capital del país, en rechazo a las evaluaciones educativas. Desde finales del año pasado, una serie de padecimientos relacionados con el cáncer mantuvieron a Lujambio postrado hasta que, los primeros días de 2012, se confirmó que padecía cáncer y se informó de su renuncia e inmediato traslado a Estados Unidos, donde sería atendido. Para ocupar la vacante en la dependencia, Calderón designó como encargado de despacho al hasta entonces subsecretario Rodolfo Tuirán, quien, presumiblemente, no pudo ser ratificado debido a que nació en el extranjero. Al designar a Córdova Villalobos, Felipe Calderón lo elogió ampliamente, considerándolo como uno de los mejores secretarios de Estado en su administración. Calderón tampoco regateó loas a Lujambio, quien fue incorporado en la lista del PAN de candidatos al Senado, una cómoda postulación que el mandatario aludió al desearle recuperación y éxito en su proyecto político. En su primer mensaje como titular de la SEP, Córdova Villalobos se comprometió a dar seguimiento a la Alianza por la Calidad de la Educación, justamente el programa que ha generado el conflicto con la CNTE. “Sin duda, es trascendente la participación de todos los actores involucrados para poder lograr el progreso educativo que México demanda. Desde la participación de los maestros en su actividad diaria, en su crecimiento profesional, con base en la capacitación y estímulos que permitan mejorar su desempeño, reconociendo la importancia de mantener con ellos un diálogo continuo, que permita avanzar hacia mejores condiciones para el desempeño de su función, y que se exprese en mejores resultados en los alumnos que están a su cargo”, dijo Córdova sin aludir directamente a la CNTE. A lo largo de la jornada, los integrantes de dicha organización disidente tomaron las avenidas Insurgentes y Reforma, en la capital del país. Por la tarde, el subsecretario de Gobernación, Obdulio Ávila, informó que habían logrado negociar que se liberaran las vialidades y que la atención a las demandas de los trabajadores inconformes, se realizaría con la SEP.  

Comentarios