Gasta Guanajuato 35 MDP en logística de seguridad por visita papal

viernes, 16 de marzo de 2012
SILAO, Gto. (apro).- El gobernador Juan Manuel Oliva Ramírez calificó como “una cita histórica con el destino” la visita del papa Benedicto XVI a la entidad.

“Es una cita que nosotros buscamos… Nunca antes Guanajuato había tenido una visita que le diera tal dimensión ante los ojos del mundo”, enfatizó el mandatario panista en conferencia de prensa.

Acompañado por varios funcionarios de su gobierno, Oliva Ramírez afirmó que Guanajuato “está listo… será un digno y orgulloso anfitrión”, y exhortó a la población a recibir al pontífice “con júbilo y esperanza”.

El mandatario estatal mencionó que durante el próximo fin de semana, cuando Benedicto XVI arribe a la entidad, se prevé la presencia de 760 mil visitantes a la entidad, así como una derrama económica cercana a los 900 millones de pesos.

En su oportunidad, el secretario de Gobierno, Héctor López Santillana, reconoció que la visita papal implicó la disposición de 35 millones de pesos del erario, costo del despliegue de seguridad, protección civil y del cerco sanitario.

El gobernador, por su parte, evadió confirmar si se dará un respaldo financiero para la capital del estado. “Ellos (los gobiernos municipales de Silao, León y la capital) han asumido el costo de lo que han realizado y nosotros el nuestro”, apuntó.

Durante la conferencia de prensa, se informó que el estado dispondrá de 2 mil 200 operativos de seguridad de las distintas corporaciones, así como de más de 6 mil elementos de Protección Civil, a quienes se sumará personal de los estados vecinos (Jalisco, Colima, Aguascalientes, Zacatecas, Michoacán, San Luis Potosí, Querétaro y Nayarit), que operarán principalmente en las rutas carreteras que comunican a Guanajuato.

Sólo en el Parque Bicentenario, para la misa que encabezará Benedicto XVI se habilitaron 37 terrazas, con una superficie total de 27 hectáreas, mientras que en los cerros aledaños se dispone de otras 15 hectáreas de amortiguamiento para un total de 600 mil personas que se prevé asistirán al acto litúrgico el sábado 24.

Las terrazas se ubican frente a un enorme domo con una escalinata, donde Benedicto XVI oficiará la misa.

En estas obras –que incluyen también la colocación de malla perimetral– se invirtieron más de 70 millones de pesos.

Comentarios